Tres claves para la elección de tu nuevo colchón

Confía siempre en los profesionales del descanso para guiarte por el universo de los colchones. En Pikolin llevamos 70 años cuidando de tu descanso y queremos seguir ayudándote.

Podemos renunciar a muchas cosas en esta vida, pero -tal y como asegura la OMS- no podemos vivir sin dormir. Y para dormir correctamente y obtener todos los beneficios de una actividad tan sencilla, es fundamental contar con el equipo adecuado. Con el mejor para ti y para tus circunstancias personales y necesidades.

Claves para comprar un colchón nuevo

¿Sabrías elegir el colchón que más te conviene? Por si te han surgido dudas en alguna ocasión te hemos preparado la explicación de los tres factores más relevantes que influirán en tu decisión:

1. No te precipites

Si hay algo en tu vida que conviene hacer meditadamente es la elección de un colchón. Ten en cuenta que sobre tu futuro colchón vas a pasar entre 8 y 10 años durmiendo. Así que es muy importante acertar en la elección.

En este paso también debes determinar tu presupuesto, ¿no merece la pena invertir en un elemento que implica tantas cosas positivas en nuestra vida diaria y que tiene un impacto directo sobre nuestra salud? Pasamos más de un tercio de nuestras vidas durmiendo, y hacerlo correctamente mejora el humor, reduce la tensión arterial y, en general, disminuye las posibilidades de sufrir determinadas enfermedades.

Teniendo en cuenta la vida útil de un colchón, divide la inversión entre 3650 (10 años * 365 días) y podrás ver cuánto estás invirtiendo en tu descanso al día.

2. Analiza tu sueño

Hablamos de tu sueño como concepto general. Debes de considerar cómo duermes o cómo te gustaría hacerlo a partir de la compra de tu nuevo colchón.

Por ejemplo, es posible que hasta el momento de la compra hayas dormido en un colchón de 135 cm de ancho y quieras dar el paso a un tamaño mayor para mejorar tu confort. En este sentido, las tecnologías y los materiales de los colchones también tienen mucho que decir. Los colchones viscoelásticos, por ejemplo, hacen un molde del cuerpo y puede no ser el ideal para aquellos que tienden a moverse mucho durante la noche.

Si lo que te preocupa es elegir un colchón que se adapte a tu temperatura corporal por las noches, lo recomendable serían colchones de muelles o de tecnología Bultex, que son los que más generan la dispersión del calor y la frescura en contacto con el propio colchón.

3. Pruébalo

Queremos que pruebes tu colchón antes de adquirirlo. Es la única manera de saber que vas a llevarte un colchón que te gusta y se adapta a tus necesidades.

En nuestro configurador puedes seguir un proceso completo para ver cuál es el colchón más adecuado para tus circunstancias personales, pero cuando conoces el nombre de los candidatos es necesario acudir a una tienda para conocerlos personalmente. El vendedor dará por hecho que quieres probar y te dejará unos instantes a tu aire para que saques tus conclusiones personales.

Todo el tiempo que pasas probando un modelo es una inversión que haces en descanso de calidad, ya que es importante acertar en el colchón más adecuado para tus necesidades.

Por ejemplo, tendrás que probar que la firmeza de los colchones elegidos es, efectivamente, la acorde a tu morfología. Recuerda que, como norma general, las personas con un IMC (Índice de masa corporal) superior a 30 deben de usar un colchón firme. Para estos casos recomendamos especialmente los colchones con núcleo de muelles con tecnología Hybrid System o Normasense.

En Pikolin siempre nos vamos a preocupar de que tu futuro colchón sea el mejor ofreciéndote la mejor calidad y las más avanzadas tecnologías para garantizarte un descanso de calidad.

Ponemos a tu disposición un surtido amplio de productos , un configurador y nuestra red de tiendas para que no te falte la ayuda que necesites y hagas la elección que de verdad se ajuste a un descanso óptimo para tus necesidades.

Valora este artículo:

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
*
*