Contaminación acústica contra la calidad del sueño

La contaminación acústica puede ocasionarnos en nuestro día a día problemas relacionados con el objetivo de conseguir un sueño de calidad.

Remedios contra la contaminación acústica

La contaminación acústica en nuestro día a día

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el ruido es uno de los factores ambientes que más enfermedades explica en la actualidad.

Al ser un elemento incorporado en tu día a día, puede que no valores los efectos negativos de la denominada “contaminación acústica” a la hora de intentar disfrutar de un descanso de calidad.

La contaminación sonora (aviones, tráfico, trenes, conciertos, bares de ocio…) es un problema de la sociedad moderna y tiene más efectos de los que puede aparentar. Según una clasificación de la OMS, España es el segundo país más ruidoso a nivel mundial, solo por detrás de Japón. De hecho, 1 de cada 4 personas en nuestro país duermen mal debido a la contaminación acústica por estar sometidos a niveles de ruido que superan los 65 decibelios que la OMS indica como saludables.

El tráfico es la principal fuente de contaminación acústica que afecta a nuestro descanso.

Solo esta fuente de ruido ya genera problemas a un tercio de los ciudadanos europeos. “Aun cuando se reconoce que la vida en la ciudad es cada vez más ruidosa, no se concede a este hecho la importancia que merece, ni se aportan los medios necesarios para erradicar el problema”, explican los autores del estudio “La contaminación acústica en nuestras ciudades” de la Fundación La Caixa.

Cómo afecta el ruido a nuestra salud

Estos son algunos efectos nocivos de la contaminación acústica para nuestra salud:

  • Problemas auditivos, que pueden ir desde ‘pitidos’ en los oídos hasta pérdidas de audición.
  • Afecciones psicológicas como estrés, ansiedad o irritabilidad.
  • Problemas cardíacos o respiratorios.

 
El exceso de ruido también desemboca en alternaciones del sueño, causando interrupciones durante la noche, cansancio o la temida somnolencia diurna.

Ya en tiempos de los romanos se era consciente de los efectos negativos del ruido en el descanso, por lo que limitaban la circulación de carros a horas consideradas intempestivas.

Para la OMS, lo razonable por la noche es no superar la barrera de los 30 dB. No dormir por culpa de este tipo de contaminación genera alteraciones en los ritmos del sueño-vigilia, “lo que deriva en insomnio, irritabilidad, fatiga, reducción del rendimiento, dolores de cabeza…”, tal y como relata el doctor Cervera, doctor en Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra, en este artículo que aborda el tema.

Igual que sucede en otros terrenos relacionados con la calidad del sueño (como la importancia de la alimentación sana para dormir bien), la ausencia de un sueño adecuado genera problemas de estrés, que a su vez no nos permiten dormir bien. Por lo tanto, es muy importante conocer el problema y ponerle la solución más adecuada.

Soluciones para dormir bien con ruido

Hay algunas soluciones muy sencillas y evidentes: reducir el volumen de todo lo que esté a nuestro alcance (auriculares, televisión, etc.) y evitar en lo posible ambientes que superan ampliamente los límites establecidos, como los bares y discotecas.

Es importante que intentemos cuidar la salud de nuestros oídos. No olvides que los tapones también pueden ser una solución eficaz en entornos laborales excesivamente ruidosos, o cuando tenemos que dormir con la ventana abierta en épocas de calor.

Otra opción es alejar las habitaciones donde duermes de las fuentes de ruido principal, como la televisión o la calle (siempre y cuando sea posible esa reestructuración dentro de tu hogar). Si has llegado a la conclusión de que el tráfico es un verdadero problema para ti, es posible que debas considerar aislar tu casa con algunos modelos de ventanas aislantes del ruido, que pueden ser una gran solución.

Por otro lado, ¿Qué podemos hacer a nivel usuario para no impactar negativamente en el descanso de los demás? Dos ejemplos claros de cómo actuar en beneficio de la sociedad:

  • Evitar tocar el claxon innecesariamente a la hora de conducir.
  • Respetar los horarios. Mantener controlados los niveles de ruido por la noche depende un poco de todos. Si puedes evitarlo, no pongas la lavadora, no pases el aspirador o no uses un taladro. Así estarás respetando tus oídos y los del vecino.

 
Pikolin creó una Unidad del Sueño en pleno Paseo de la Castellana de Madrid para evaluar la influencia del ruido en el descanso y la salud. Los resultados del estudio demostraron que los ruidos ambientales a los que fue sometido un voluntario al que se le monitorizó el descanso le provocaron alteraciones en la calidad de su sueño.

En la habitación donde duermes deberían reunirse todos los factores para dormir bien: aislada del ruido, a la temperatura correcta y dejando fuera de ella los dispositivos electrónicos. Y, por supuesto, con el mejor equipo de descanso a tu disposición. En Pikolin podemos encargarnos de este último detalle. Solo tienes que encontrar el mejor colchón para ti.

Valora este artículo:

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
*
*