Curar los posibles trastornos del sueño

Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño: identificarlo y combatirlo

Según la Sociedad Española del Sueño (SES) hay unos 100 trastornos del sueño identificados, aunque evidentemente cada uno de ellos tiene una incidencia diferente sobre las personas. Lo más importante no es el número, que también, sino transmitir a toda la población que la mayoría de este centenar de dolencias son tratables si te pones en manos de un especialista del sueño.

Solución a los trastornos del sueño

¿Crees que tienes algún problema relacionado con el sueño? Igual que sucede con otras enfermedades o trastornos, conocer los síntomas puede ayudar a diagnosticar. Para intentar dar respuesta a estas necesidades, en Pikolin hemos hablado con Asociación Española del Sueño (ASENARCO) para elaborar artículos en los que hablaremos sobre todo lo que debes conocer acerca de los cuatro trastornos más comunes en la sociedad española. El SAHS, la narcolepsia, el insomnio y el síndrome de las piernas inquietas.

Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAHS)

Esta dolencia es una clara muestra de que los trastornos del sueño existen, pero en muchos casos son invisibles por la falta de diagnóstico, generalmente asociada al miedo por ir al médico. En España, el SAHS lo sufre, aproximadamente, un 4% de la población. Tal y como nos explican desde ASENARCO, las personas que lo sufren dejan de respirar “intermitentemente durante el sueño, debido al bloqueo de las vías aéreas”; un bloqueo que puede tener diversos orígenes:

  • Disminución de la actividad muscular.
  • Aumento del tejido circundante.
  • Un estrechamiento de las vías aéreas por problemas estructurales de la persona que sufre el problema.

 
Aquellos que tienen que convivir con el SAHS sufren un problema incómodo: por culpa de factores como los anteriores, el aire no puede entrar correctamente en los pulmones, provocando un aumento de los niveles de dióxido de carbono en la sangre que a su vez genera interrupciones del sueño. Como sucede con cualquier enfermedad, es necesario conocer los síntomas del SAHS para tomar consciencia de la ayuda que puedes necesitar:

  • Exceso de somnolencia diurna.
  • Las horas de sueño no son reparadoras.
  • Ronquidos fuertes que interrumpen el sueño, acompañados de pausas respiratorias o respiración entrecortada y asfixia, provocada por la falta de aire durante el sueño.
  • Consecuencia de todo ello, los afectados sufren depresión, irritabilidad y, a menudo, dolor de cabeza por la mañana.

 

¿Tiene solución el SAHS?

La respuesta es afirmativa, aunque hay varias posibilidades. La primera de ellas pasa por adoptar hábitos de vida más saludables, o mejorar los que ya tenemos. Mantener una buena higiene del sueño, controlar el peso, suprimir el tabaco o las bebidas alcohólicas, evitar las cenas copiosas o dormir de lado son posibles soluciones a tener en cuenta en primera instancia. Para casos más severos, en pacientes que presentan alteraciones faciales evidentes a nivel nasal, oral o faríngeo, desde ASENARCO indican que existe la vía quirúrgica correctora o el uso de un dispositivo de avance mandíbula (DAM).

“En casos más graves, la utilización de la CPAP (aparato que proporciona una presión positiva continua de aire durante todo el ciclo ventilatorio, que mantiene abierta la vía respiratoria superior y, por tanto, impide el colapso)” puede ser una alternativa, añaden desde la Asociación.

En Pikolin queremos sensibilizar sobre la importancia del sueño, por ello buscamos transmitir la información relevante para identificar las situaciones que pueden impedir una buena calidad del mismo. Si piensas que puedes padecer algún trastorno del sueño, acude a tu especialista. Después nos encargaremos nosotros de que tengas el mejor colchón.

Valora este artículo:

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
*
*