Dia mundial del sueño

16 de marzo: reclama tu derecho a dormir bien

Cada 16 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, una cita muy importante para todos los que estamos implicados en el descanso de las personas, ya que representa un momento perfecto para recordar los mensajes más importantes relacionados con la importancia de no perder nunca de vista la importancia que tiene dormir bien.

Y es que pasan los años, los mensajes acerca de los beneficios del sueño se multiplican, pero a pesar de ello en la Sociedad Española del Sueño (SES) lo tienen claro: en España nos acostamos tarde. Según sus datos, el 30% de los españoles necesita dormir más. ¡Un reto que se puede conseguir siguiendo unos sencillos consejos!

Dia mundial del sueño

No olvides que dormir es un proceso biológico imprescindible. Para la SES, renunciar a dormir es “un atentado contra nuestra salud” y por eso animan a todos los españoles a que veamos el sueño como un elemento irrenunciable.

Acabar con el jetlag social

Para no renunciar a un sueño reparador y de calidad hay muchas cosas que puedes hacer. Algunas de ellas muy sencillas como, por ejemplo, no alterando el sueño con la luz artificial de los dispositivos móviles, que además es luz azul y fragmenta el sueño. En el terreno de la amada siesta española, la SES recuerda que dormir una pequeña cabezada es “una buena idea” pero que deben ser “breves dentro del comportamiento biológico normal”.

A parte de todo esto, hay algunos problemas relacionados con la calidad del sueño que, por derecho propio, se han ganado hasta un nombre concreto. El jetlag social es una de estas patologías, por llamarlo de alguna manera, que afectan actualmente a una gran parte de la sociedad sin que nos demos cuenta.

¿Qué es el jetlag social? Es un problema relacionado con los horarios del sueño y la buena intención de compensar las horas perdidas. Ocurre con las personas que madrugan mucho durante la semana. El problema del jetlag social no son realmente los madrugones, sino todo lo que ocurre después: te levantas temprano y para aprovechar más el día estiras todo lo que puedes el momento de ir a dormir. Normalmente se hace por ocio: practicas algún deporte o te quedas viendo la televisión, que no ayuda en nada con sus horarios. El caso es que terminas durmiendo menos de lo necesario y el fin de semana decides darte un atracón de sueño para compensar los madrugones.

La mala noticia es que, según un estudio publicado en la revista Sleep, a cargo de la doctora Tami Martino esto es un error que, lejos de ayudarte, puede pasarte factura: puede provocar problemas de irritabilidad, fatiga crónica y hasta dolencias cardiovasculares. Ya en 2012, otro estudio relacionó este exceso de sueño (que realmente no compensa las carencias de otros días) con problemas de obesidad.

El decálogo del sueño, sagrado

Cada 16 de marzo llega el momento de recordar todo lo bueno que tiene un sueño profundo y sin interrupciones: tiene una incidencia directa en la reducción de las tasas de hipertensión, diabetes, obesidad, y otras enfermedades crónicas. Recuerda que hay unos 100 trastornos del sueño identificados, pero que la mayoría son tratables por especialistas del sueño. Si crees que necesitas ayuda de un médico ¡pídela!

Diez normas de la SES para una buena higiene del sueño para menores de 12 años:

  1. Fijar una hora de ir a dormir. Mejor hacerlo antes de las 21 horas.
  2. Mantener unos horarios de siesta diurna adecuados a la edad.
  3. Tener una rutina para ir a dormir.
  4. La habitación debe ser un lugar fresco, oscuro y tranquilo. Y en ella es donde se debe encontrar el mejor colchón para sus necesidades.
  5. Siempre que sea posible, hay que favorecer que los niños se duerman solos.
  6. Evitar la luz brillante cuando llega el momento de dormir, pero aumentar el nivel de luz a la hora de levantarse.
  7. Evitar las comidas pesadas y las actividades intensas cuando se acerca la hora de acostarse.
  8. Los dispositivos electrónicos deben estar fuera de la habitación.
  9. Evitar la cafeína.
  10. Los horarios deben ser regulares diariamente, incluidas las comidas.

 

Diez normas de la SES sobre higiene del sueño para adultos:

  1. Establecer unas horas para acostarse y levantarse todos los días.
  2. Si puedes o quieres dormir una siesta, lo mejor es que no supere los 45 minutos.
  3. Evita el alcohol y el tabaco, al menos, cuatro horas antes de ir a la cama.
  4. Evitar la cafeína, al menos, desde que el reloj marca que quedan seis horas para ir a la cama.
  5. Evitar las comidas picantes, pesadas o con mucho azúcar cuatro horas antes de acostarse.
  6. Haz ejercicio de forma regular, pero evita hacerlo entre cuatro y seis horas antes de ir a dormir.
  7. Elige un equipo de descanso confortable, de calidad y que se adapte a tus necesidades.
  8. Ventila bien la habitación y controla la temperatura.
  9. Elimina al máximo los grandes enemigos del sueño: el ruido y la luz.
  10. Reserva la habitación únicamente para el sueño. No es un espacio de trabajo ni de recreo.

 

Recuerda que a todas estas recomendaciones hay que añadir otra fundamental: tengas la edad que tengas debes contar siempre con un colchón adecuado a tus necesidades. En Pikolin sabemos todos los beneficios de dormir bien y de hacerlo con la mejor tecnología. Y por eso te lo ofrecemos cada día. ¡Duerme bien, vive mejor!

Valora este artículo:

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
*
*