Por un descanso antialérgico

antialérgico

Alergias y ácaros. Existen materiales y productos en el mercado del descanso que reducen las reacciones alérgicas.

La higiene, tanto personal como ambiental, comprende también la salubridad del lugar del descanso. Es importante concederle la importancia que merece, porque la adecuada higiene en el descanso evitará que se desarrollen un gran número de reacciones alérgicas. De hecho, uno de cada cinco españoles, cerca de 8 millones de personas, padecen algún tipo de alergia, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Tras el polen, son los ácaros del polvo los alérgenos más frecuentes, que suelen anidar debajo de la primera capa del colchón.

Otro estudio que llevó a cabo esta organización detectó que entre el 10 y el 30% de la población española alérgica era hipersensible a los ácaros. Estos alérgenos se alimentan de la piel humana, de las escamas, concretamente, que una persona pierde de forma diaria, por eso suelen localizarse en las camas. Aparecen, sobre todo, con temperaturas templadas, alrededor de los 20º C, y en ambientes con humedad. Por ello, los ácaros son más frecuentes en las zonas costeras. Además, su concentración en las casas aumenta durante las épocas de cambio estacional, como la primavera o el otoño.

La máxima incidencia de las alergias se produce durante la infancia y la juventud. Por eso, los padres y madres de niños alérgicos a los ácaros deben tomar ciertas medidas de precaución para mejorar la calidad de vida de sus hijos.

Cuidar el lugar del descanso.

En España, la limpieza de la cama consiste en cambiar regularmente las sábanas y, eventualmente, en poner protectores antiácaros sobre el colchón. En otros países, existe una mayor preocupación sobre esta problemática, dado que se percibe claramente la relación entre la higiene en el descanso y los procesos alérgicos. En este sentido, toda innovación que tenga como objetivo minimizar el efecto de los factores que provocan alergia, se convierte en fundamental. Pikolin, en el continuo afán por garantizar la higiene en el descanso, ha desarrollado y patentado dos tecnologías que buscan minimizar de manera permanente la presencia de las tres fuentes de problemas de higiene en un colchón: las bacterias, los ácaros y los hongos.

Denominadas Triple Barrera® y Sanifoam ®, consisten en tratamientos inocuos integrados dentro de la formulación de las capas superiores del colchón, por ello su efecto no desaparece con el paso del tiempo ni el uso, lo cual es totalmente novedoso y revolucionario en el mercado del descanso. Otras soluciones más convencionales son las antes mencionadas fundas para colchón del tipo antiácaros, que actúan como una barrera física entre el colchón y la persona.

Valora este artículo:

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
Email*
Checkbox:*
Escribe el texto: