tratamiento para la apnea del sueño

Cirugía oral y maxilofacial para tratar la apnea obstructiva del sueño

Los organizadores de la XXI Conferencia Internacional en Cirugía Oral y Maxilofacial, celebrada en Barcelona, manifestaron que era posible tratar de manera definitiva la apnea obstructiva del sueño mediante la cirugía, previniendo riesgos de accidentes y enfermedades cerebrovasculares.

En qué consiste la apnnea obstructiva del sueño

La apnea del sueño es una enfermedad que afecta a un 5% de las personas mayores de 18 años, aunque también pueden padecerla los niños. Esta afección se caracteriza por provocar pausas en la respiración mientras se duerme, lo que imposibilita el descanso produciendo somnolencia durante el día y riesgo de accidentes en el trabajo o durante la conducción. El doctor Javier González Lagunas, presidente del comité organizador del evento, expone que los pacientes que sufren apnea del sueño pueden desarrollar otras patologías como hipertensión y alteraciones cerebrovasculares.

Ser obeso, fumar y beber alcohol son factores de riesgo de la apnea del sueño. Aunque existen otros factores como la posición en la que dormimos, la forma del rostro, problemas de oclusión dental o la hipertrofia de las amígdalas.

A determinados pacientes se les trata con CPAP, que consiste en una máscara que se coloca al paciente mientras duerme y que insufla aire en las vías aéreas superiores, el problema está en que ni es una solución definitiva y que muchos enfermos no soportan.

A lo largo del congreso se presentaron resultados del avance maxilomandibular, el remedio permanente a la apnea del sueño. El procedimiento consiste en adelantar tanto el maxilar superior como la mandíbula con el objetivo de crear el espacio necesario para el correcto paso del aire.

apnea sueño

Estudio italiano sobre la cirugía maxilofacial y la apnea del sueño

La revista Journal of Craniofacialmaxillary Surgery ha publicado un estudio cuyos datos demuestran que los pacientes sometidos a esta operación, medidos con tomografía de haz cónico, mejoran el espacio faríngeo por el cual pasa el aire más de un 33%, y el volumen de aire en más del 50%.

En el congreso ha estado presente el doctor Paolo Ronchi, experto en esta técnica, que ha demostrado la satisfacción de los pacientes operados tanto en lo referente con la funcionalidad como con la estética, ya que “se mejora el aspecto facial”, afirma el especialista González Lagunas.

Esta operación se realiza a través de unos minúsculos cortes en la parte interna de la boca, por lo que se minimizan los riesgos para la salud. Según el doctor Lagunas, «es una técnica utilizada de forma habitual por los cirujanos maxilofaciales para tratar diferentes tipos de deformidades faciales. Un avance horizontal de 10 milímetros puede resolver un número sustancial de casos de apneas».

En Pikolin nos preocupamos por la salud de las personas, de ahí nuestro interés por todos los avances médicos relacionados con los trastornos del sueño que puedan suponer una mejora en la calidad de vida de los afectados.

 

Valora este artículo: