Cómo elegir un edredón nórdico

Los edredones nórdicos son el elemento principal para vestir la cama. Son muy versátiles y nos permiten abrigar las noches de invierno de manera muy sencilla. La mayoría de ellos son de color blanco, por lo que puedes equiparlos con un saco o funda nórdica u optar por los rellenos de colores o estampados que puedes colocar sin funda.

Hay dos tipos de relleno a la hora de escoger un edredón: puedes elegirlo de fibra, totalmente hipoalergénico, transpirable y muy mullido y confortable, o puedes elegirlo de plumón con tejido exterior de algodón.

EDREDONES DE FIBRA

Los edredones nórdicos de fibra hueca siliconada Ecolofil son completamente transpirables, con un relleno muy mullido que permite mantener el calor dentro de la cama sin perder la transpirabilidad. Además, son completamente hipoalergénicos. Muchos de nuestros modelos están confeccionados con tratamientos y tecnologías especiales que mejorarán tu descanso y tu forma de dormir, como la protección Triple barrera, que es eficaz contra ácaros, bacterias y moho, o el dermoprotector de Aloe Vera, ideal para personas con pieles sensibles y atópicas.

EDREDONES DE PLUMÓN

Los rellenos de plumón están confeccionados en su totalidad con materiales de origen natural. Sus plumas y plumón combinadas con su tejido exterior de algodón aportan una gran suavidad para un descanso de lujo como en el mejor de los hoteles.

Además, están confeccionados con un tratamiento downproof en su tejido exterior que evita la migración de la pluma al exterior, conservando por más tiempo las propiedades del nórdico. Tienen un elegante ribete alrededor del edredón.

CÓMO ESCOGER UN RELLENO NÓRDICO

Es muy importante a la hora de elegir un edredón nórdico saber cómo son las condiciones de nuestro hogar y en la habitación para elegir uno u otro gramaje. Todo depende de la temperatura que haga en la habitación, de la estación o incluso de la calefacción que tengamos en casa, así como de la zona donde vivamos (no necesitarás el mismo edredón viviendo en una zona costera más calurosa que en una zona de sierra y montaña). Durante las estaciones de primavera/verano, si tienes calefacción central o una habitación con una temperatura superior a 21°, necesitaremos un gramaje de 150 o 200 gramos, bien sea un relleno de plumón o fibra. En otoño e invierno o con temperaturas más frías es recomendable elegir un relleno nórdico de al menos 300 gramos. También hay opciones de edredones DUO, con los que mediante unos corchetes puedes unir dos edredones para usarlos durante todo el año combinándolos de diferentes maneras.

Hay muchos edredones nórdicos y muy variados, solo hay que escoger el que más nos guste y el que mejor se adecúe a nuestras necesidades. ¿Eres más de relleno de plumón o de fibra? Y si no sabes qué medida elegir del edredón, haz click aquí.