Rellenos nórdicos

Un edredón nórdico es el elemento principal para vestir nuestra cama. Dependiendo de la estación para la que lo necesitemos o la temperatura de la habitación necesitaremos un gramaje u otro.

Rellenos nórdicos

Un edredón nórdico es el elemento principal para vestir nuestra cama. Dependiendo de la estación para la que lo necesitemos o la temperatura de la habitación necesitaremos un gramaje u otro.
Página
Fijar Dirección Descendente

Edredones nórdicos de plumón o de fibra.

Los edredones nórdicos son el elemento principal para abrigar la cama. Su relleno puede ser de plumón o de fibra. En el caso de los edredones nórdicos de fibra su interior al ser sintético no genera alergias. La fibra hueca siliconada Ecolofil es completamente transpirable y muy mullida, lo que aporta mucho confort al descanso. En el caso del relleno de plumón es completamente de origen natural, tanto su interior de plumón y plumas como su exterior de 100% algodón.

En cualquier relleno, ya sea de fibra o de plumón, es muy importante saber cómo es la situación en nuestro hogar y en la habitación para elegir uno u otro gramaje. Todo depende de la temperatura que haga en la habitación, de la estación o incluso de la calefacción que tengamos en casa. Mientras que en primavera, verano o en caso de tener calefacción central o una habitación con una temperatura superior a 21° necesitaremos un gramaje menor ya que no necesitamos tanto calor, en otoño e invierno o con temperaturas más frías es recomendable pasar a un gramaje más amplio. Además, tanto en fibra como en plumón hay opciones de DUO en el que con unos corchetes puedes unir dos edredones para un mejor abrigo.

Muchos de nuestros rellenos nórdicos cuentan con tratamientos y tecnologías especiales que mejoran tu descanso y tu forma de dormir. Algunos ejemplos son los que tienen protección Triple barrera, eficaz contra ácaros, bacterias y moho, o el dermoprotector de Aloe Vera, ideal para personas con pieles sensibles y atópicas.