Almohadas ergonómicas

Las almohadas ergonómicas son perfectas para las partes del cuerpo que necesitan una atención especial o que necesitan una forma específica para aliviar los dolores de forma adecuada. Hay almohadas para las rodillas, almohadas para las piernas, almohadas para las lumbares y almohadas para las cervicales, e incluso almohadas para cuando nos sentamos.

Almohadas ergonómicas

Las almohadas ergonómicas son perfectas para las partes del cuerpo que necesitan una atención especial o que necesitan una forma específica para aliviar los dolores de forma adecuada. Hay almohadas para las rodillas, almohadas para las piernas, almohadas para las lumbares y almohadas para las cervicales, e incluso almohadas para cuando nos sentamos.
Filtrar
Página
Fijar Dirección Descendente

Almohadas ergonómicas con formas especiales.

Las almohadas ergonómicas pueden ser de diferentes formas. Su relleno es de material viscoelástico y núcleo Memory Foam que se adapta perfectamente a nuestro cuerpo y articulaciones para aliviar la presión sanguínea y los dolores que podamos sufrir. Hay almohadas para las rodillas, almohadas para las piernas, almohadas para las lumbares, almohadas cervicales e incluso almohadas para cuando nos sentamos. Su firmeza varía y puede ser media o alta, dependiendo de la almohada.

Todas nuestras almohadas ergonómicas tienen una funda completamente desenfundable gracias a la cremallera con la que están confeccionadas, lo que permite una limpieza más sencilla para meterla en la lavadora. También prolonga su durabilidad gracias a su fácil mantenimiento.

Las almohadas viscoelásticas ergonómicas de formas puedes usarlas en casa para diferentes posturas pero también para llevarlas de viaje, transportando tu comodidad de forma fácil y sencilla gracias a su reducido tamaño. Por ejemplo, la almohada cervical permitirá que tus viajes sean más cómodos y te ayudará a evitar el cabeceo al dormir mientras viajas.