Los beneficios del ejercicio para tu descanso

Para la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) el ejercicio físico es una de las mejores recetas que se pueden hacer en el día a día, y debería ser prescrito con más regularidad adaptando esta práctica a las necesidades de cada paciente. Para estos profesionales, que junto al personal de enfermería son la primera línea defensiva de nuestra salud en España, toda forma de actividad física “estructurada (es decir, en gimnasios) o no estructurada” se asocia con beneficios directos para la salud. El ejercicio físico tiene multitud de ellos reconocidos por la ciencia, y destacan notablemente los que ayudan a un descanso más reparador.

dormir bien gracias al ejercicio físico

Una vez más, la relación entre hacer ejercicio para dormir bien, y un buen descanso que nos permita hacer ejercicio ha quedado demostrada. Este estudio sobre las horas del sueño confirmó que aquellos que cumplían correctamente con sus horas de sueño (en cantidad y horarios) son los que realizaban “mayor tiempo de ejercicio”. “El posponer el sueño se asocia con la salud deteriorada” y se observa que las personas que lo hacen “tienen menos conductas de bienestar, como una menor ingesta de frutas y menor actividad física”, revelan los autores del estudio.

Según la OMS, la inactividad física (también mundialmente conocida como sedentarismo) es el cuarto factor de riesgo más importante en todo el mundo. Solo problemas de la magnitud de la hipertensión, el tabaco o la hiperglucemia superan o se ponen al nivel de esta causa. Por ello, estiman que la realización de actividad física es beneficiosa en “cualquier etapa de la vida”, pero especialmente importante en las etapas tempranas ya que es el momento en el que se adquiere el hábito de practicar deporte y formar generaciones futuras activas. “Ayuda a dormir mejor” es uno de los beneficios que se repite en cualquier franja de edad, aunque en la edad adulta puede ser más destacables porque el ejercicio influye directamente en otros factores que apuntalan un buen descanso: “Cuando se llega a una edad adulta, el deporte representa, además de un método para mantener una buena forma física, un canal de evasión y distracción del entorno que nos rodea”, apuntan en este artículo.

Deporte para dormir mejor

El Observatorio Global del Sueño también certifica que el ejercicio físico es imprescindible para “promover un sueño saludable”. Lo mejor de ‘hacer ejercicio’ es que abarca un campo muy amplio de opciones: puedes hacer cardio, entrenamientos de fuerza, estiramientos o yoga. Los beneficios directos de este tipo de prácticas sobre el sueño se focalizan en dos aspectos: el cansancio que generan y la reducción del estrés. “Pero, además, al elevar la temperatura corporal durante la práctica, el enfriamiento posterior genera un estado de relajación”, aseguran. También se estimula la segregación de endorfinas, una hormona que influye en la sensación de bienestar que percibes.

Otros expertos en la materia como Jesús Matos, psicólogo especializado en la gestión emocional, también explica que para dormir no hace falta contar ovejas, o al menos no siempre. De las tres pautas que recomienda, la primera tiene nombre propio: “Está demostrado que hacer ejercicio tres o cuatro veces a la semana, trascurridos dos meses y medio, es igual de efectivo para conciliar el sueño que los medicamentos para la ansiedad”, relata en este artículo publicado en el diario El País.

La recomendación, por lo tanto, es clara: dejar huecos libres en tu rutina espacios para hacer ejercicio. Eso sí, respetando las horas previas al sueño, ya que además de endorfinas también se genera cortisol, una hormona que activa nuestra cuerpo y mente y puede perjudicar el descanso.

¿Qué tipo de deporte puedes practicar?

En Pikolin podemos hacerte muchas recomendaciones para elegir el colchón adecuado sobre el que descansar, pero las recomendaciones acerca de los mejores ejercicios para ti las tendrá que decidir un especialista con conocimientos en preparación física. No obstante, estas son algunas ideas:

  • Ejercicios de cardio: 20 minutos al día de running, bicicleta, natación o incluso baile pueden ser una opción. También pasear es una alternativa válida.
  • Entrenamientos de fuerza: el entrenamiento específico de los músculos ayuda a un sueño saludable y con menos despertares nocturnos.
  • Yoga: es una alternativa que puedes tener muy en cuenta si te falta tiempo para ir a un gimnasio o tiene otro tipo de condicionantes. Existen multitud de formas de practicarlo y, por supuesto, el smartphone es una de ellas. Hay aplicaciones muy completas que te guían paso a paso y por niveles para que el yoga deje de ser algo desconocido para ti. También puedes acudir a un centro especializado, claro. Las agujetas de los primeros días te indicarán que estás haciendo más ejercicio del que tu pensabas.
    •  

      *Importante: para que el ejercicio físico no afecte a tu sueño (ya que tu cuerpo se “acelera”), debe realizarse no antes de 3 horas de irse a dormir.

      Tras una sesión de ejercicio recuerda respetar las pautas alimenticias para la cena y completa los pasos de tu rutina para dormir bien, estarás favoreciendo un estilo de vida saludable. En Pikolin nos preocupamos de crear los mejores productos para un descanso perfecto que hará que puedas aprovechar el día haciendo lo que más te gusta, con la energía que necesitas.

      Valora este artículo:

      Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
      Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
      *
      *