¿Conoces todos estos mitos sobre los ronquidos?

Te contamos lo que realmente debes saber sobre este problema, que muchas veces se resuelve con un estilo de vida saludable.

¿Se le presta la atención que merecen los ronquidos? Estos molestos sonidos, provocados por sonidos respiratorios intensos mientras dormimos, son un problema muy común entre la población. Básicamente, el aire encuentra problemas para pasar por la parte posterior de la boca y la nariz. Al inspirar, el aire pasa por un espacio estrecho que hace que las estructuras, que están relajadas durante el sueño, choquen entre sí produciéndose vibraciones y dando lugar a ese molesto compañero de sueño.

Mitos sobre los ronquidos

Como consecuencia de los ronquidos, las personas que sufren este problema se ven obligadas a respirar por la boca, provocando un descenso de la saturación del oxígeno en la sangre, y a su vez desencadenando otras molestas consecuencias como:

  • Habituales despertares nocturnos.
  • Excesiva somnolencia por el día.
  • Trastornos respiratorios o cardiacos.
  • Problemas sociales, ya que los ronquidos suelen afectar directamente a las personas que duermen con el afectado.

 
Según la Unidad del Sueño de la Fundación Jiménez Diaz, más de la mitad de la población adulta masculina ronca. Los hombres son el segmento más afectado, seguido de las personas con sobrepeso. Estas mismas fuentes apuntan a que los ronquidos son un problema que presenta una cuarta parte de la población femenina, que tienen más opciones de sufrir este problema con la llegada de la menopausia. Sea quien sea el afectado, es importante prestarle atención, porque muchas veces los ronquidos esconden otros problemas, estos problemas son tratables y, además, los ronquidos van a peor con el paso de los años.

¿Roncar es un problema de salud?

“La gente piensa que si roncas duermes a pierna suelta, y es lo contrario”, aseguran desde la Asociación Española del Sueño (ASENARCO) en este reportaje. En la actualidad, ASENARCO es una de las entidades que más esfuerzos hace por visibilizar los trastornos del sueño que afectan a la población, cada vez de forma más común. Sus responsables lo tienen claro: si pasamos “un tercio de nuestra vida durmiendo” hay que hacerlo bien para no afectar de lleno a los otros dos tercios.

Esta asociación asegura que “la mitad de la población española ronca”, pero el ronquido por sí mismo no tiene que ser una enfermedad. Por eso, es importante que los correspondientes especialistas determinen si detrás de esos ronquidos se esconde una apnea del sueño. ¿Cuándo debemos ir al médico? Si roncas y te levantas muy cansado, es el momento.

¿Se pueden evitar los ronquidos? Los especialistas dicen que sí. Y, como sucede con casi todo lo que tiene que ver con la calidad del sueño, una de las primeras soluciones a los ronquidos viene derivada de una vida saludable y un peso correcto. Perder peso puede solucionar hasta un 50% de estos casos, sobre todo los que son más leves. Las personas con sobrepeso tienen este problema por culpa del tejido graso que se acumula en el cuello, complicando el paso del aire por las vías respiratorias.

Además, desde ASENARCO recomiendan también dormir de lado. Un estudio de la revista ‘The Journal of Clinical Gastroenterology’ certificó que dormir sobre el costado izquierdo no solo previene los ronquidos, sino que además favorece el drenaje linfático, mejora la digestión y la función del páncreas y del corazón.

Por supuesto, el alcohol y el tabaco se vuelven a presentar como enemigos de una correcta higiene del sueño. Estas sustancias agravan el problema, sobre todo, en el caso del alcohol, si se consumen por la noche. En el caso del tabaco, irrita de tal manera los tejidos de la garganta que provoca una vibración mucho más intensa.

¿Existen tratamientos contra los ronquidos?

A la hora de hablar de tratamientos es donde más mitos se pueden encontrar una persona. El primer tratamiento, como ya hemos visto, es la prevención. Una vida sana, rebajar el peso en el caso de las personas que sufran este problema y evitar el consumo de los ‘enemigos del sueño’. “Sin embargo estas medidas no siempre pueden hacer desaparecer”, confirman desde ASENARCO. Un tratamiento bastante eficaz para corregir el problema consiste en aplicar presión continúa en las vías aéreas. El CPAP es una mascarilla que “proporciona un flujo suave de aire a través de la nariz, que evita el colapso de las vías superiores y así permite respirar mientras duerme con facilidad”; es un sistema no agresivo de tratamiento, aunque no se compra en una farmacia. Es decir, te lo tiene que aconsejar un especialista tras ser diagnóstico de una posible apnea del sueño.

Además de la existencia del CPAP, que es uno de los métodos más habituales y conocidos, también existe el Dispositivo Médico de Avance Mandibular (DMAM), un dispositivo que también debe recetar el médico especialista, y que está conformado por dos entablillados unidos y articulados por medio de barras ajustables, que permiten mantener la mandíbula inferior en posición avanzada durante el sueño. Gracias a este adelantamiento mecánico, el paso del aire por la faringe es mucho más sencillo y se disminuye la obstrucción.

En Pikolin estamos muy concienciados con los trastornos del sueño que afectan a la población. En España, hasta un 80% de las personas que sufren apnea del sueño no lo saben porque carecen de un diagnóstico adecuado. Por esta razón, colaboramos activamente con asociaciones como ASENARCO a la hora de informar y concienciar a la población sobre la necesidad de conocer las causas de la falta de sueño. Si crees que tienes un problema que te impide dormir, no lo dudes: acude a tu médico. La mayoría tienen una solución sencilla.

Valora este artículo:

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Si te ha gustado este artículo y quieres estar informado... ¡Suscríbete!
Email*
Checkbox:*
Escribe el texto: