Claves para elegir un colchón nuevo

Comprar un colchón: ¿Qué tener en cuenta?

Factores para un buen descanso

Una vida saludable se sustenta sobre una alimentación equilibrada, ejercicio físico y un descanso de calidad. Estos pilares nos ayudarán a afrontar nuestro día a día con plenitud de energías.

El apoyo espalda colchón

Un buen descanso tendrá beneficios claros sobre prácticamente todo nuestro organismo ya que durante las noches nuestro cuerpo realiza las “tareas de mantenimiento” porque durante el mismo se desarrollan en nuestro organismo numerosos procesos regenerativos. Por ello, vamos a conocer los factores que afectarán a nuestro sueño:

  • Lugar en el que dormimos y las condiciones en las que lo hacemos: El ambiente de nuestra habitación tiene que ser óptimo para que podamos conciliar el sueño. La temperatura tiene que estar alrededor de los 18 grados y tienen que darse las condiciones óptimas de silencio y oscuridad.
  • Alimentación previa a acostarnos: Debemos evitar las bebidas estimulantes como el té o el café a partir de media tarde y no tomar bebidas alcohólicas ni tabaco en las horas previas a dormir. Además, es conveniente cenar ligero. Los alimentos ricos en proteínas como los lácteos, el atún, los frutos secos o el pollo nos facilitarán el sueño.
  • Actividad deportiva: Durante la práctica del ejercicio físico liberamos endorfinas. Las mismas nos ayudarán a estar más relajados y dormir mejor. Tenemos que evitar realizar deporte durante las dos o tres horas previas a acostarnos ya que nuestro cuerpo puede que esté demasiado activo. Además, el descanso es muy importante para regenerar la musculatura dañada mientras realizamos deporte.

Un buen equipo de descanso, nuestro mejor aliado

Que tengamos un buen descanso se sustentará sobre el colchón que tengamos. Un buen colchón será el que permita a nuestros huesos, músculos y articulaciones reposar de forma perfecta, evitando puntos de presión que dificulten el descanso y provoquen molestias musculares. Por lo que respecta a nuestra columna vertebral, tiene que mantenerse en su postura natural mientras dormimos. Varios son los requisitos que tiene que tener un colchón para garantizarnos el descanso perfecto:

  • Capacidad de adaptación y soporte: Cada cuerpo es un mundo. Por ello, un colchón se tiene que adaptar a cada persona y no al revés. Cuando nos acostamos en él, tenemos que sentir la firmeza o suavidad necesaria para cada uno de nosotros.
  • Repelente de alergias: El 30% de la población mundial tiene algún tipo de alergia. Un colchón debe evitar los factores que provocan las alergias que pueden afectar a la calidad de nuestro sueño.
  • Altura: nuestro colchón tiene que ser 15 centímetros más alto que nosotros. En el caso de las parejas, tiene que tomarse como referencia la altura de la persona más alta.
  • Anchura: Un colchón tiene que tener las dimensiones adecuadas según el número de individuos que duerman en él. El espacio personal de descanso es aquel que toda persona necesita para descansar sin que vea interrumpido su sueño. Cuando es una persona sola, el equipo de descanso tiene que tener 90 centímetros de ancho. Si es una pareja, deberá disponer de una anchura mínima de 1,5 metros.

Pikolin es una empresa muy concienciada con el descanso de las personas. Por ello, contamos con una gran variedad de colchones que se adaptarán a tus preferencias. Visita nuestro configurador y selecciona la mejor opción para tu descanso.

Valora este artículo: