Insomnio. ¿Qué hace falta para dormir bien?

Todos podemos pensar que para poder dormir bien solo hace falta una cosa, tener ganas de dormir y tener un buen colchón. Y esto es cierto, totalmente cierto, pero solo a medias. De hecho tener sueño y un buen colchón es solo una parte de lo que se necesita para poder dormir bien.

¿Qué hace falta para dormir bien? Esta es la pregunta si hablamos de salud y en concreto de la «salud del sueño«.

Porque existe una alteración genética que provoca el temido «insomnio», un gen que por sí solo es capaz de hacernos pasar las noches despiertos.

La Dra.Amita Shegal, del Instituto Médico Howard Hughes Maryland, EE.UU, ya demostró que las personas que padecen de insomnio sufren de esta alteración genética, por lo que es muy importante conocer cuáles son sus efectos en el organismo, alguno de ellos fatal, por lo que la atención médica es fundamental para conocer esta extraña anomalía genética y ponerle remedio cuanto antes.

Los efectos del insomnio en la salud varían de acuerdo a la intensidad del problema, no obstante se pueden sintetizar en la siguiente tabla:

Efectos a nivel personal.

  • Escaso nivel de concentración
  • Disminución del nivel de calidad de vida
  • Aumento en la aparición de cuadros depresivos y ansiedad

Efectos a nivel social.

  • Disminución del rendimiento del trabajo
  • Aumento en la utilización del sistema de salud

Combatir el insomnio

El 15% de la población española padece insomnio, un síntoma que puede esconder patologías como el síndrome de apnea del sueño

 «Es peligroso porque, aparte de la pausa respiratoria, este síndrome tiene consecuencias cardiovasculares, hipertensión, hace que la sangre sea más espesa y puede provocar ictus, infarto de miocardio o arritmias«, explica la doctora Milagros Merino, secretaria de la Sociedad Española del Sueño (SES).
En la actualidad, se estima que un 4% de la población española padece este síndrome.

Desde Pikolin no dejaremos nunca de insistir en lo importante que es descansar bien, lograr el sueño perfecto, equilibar el organismo con las horas de sueño necesarias para recuperar las fuerzas. Dormir bien, es bueno para la salud.

Pikolin

Valora este artículo: