10 signos que te ayudarán a saber cuándo poner el relleno nórdico

Como curiosidad, conocer el momento ideal para poner o quitar el relleno nórdico de la cama es un tema que en su día fue algo controvertido y llegó a tener su propio hashtag #edredoff #edredonOn.

La fecha ideal para quitar el edredón nórdico ya no existe, y menos con los cambios de temperaturas que cada año nos desconciertan más.
Cada vez el clima es más extremo, pasamos del calor intenso a un frío que pela, no es fácil saber cuándo quitar o poner el relleno nórdico. Te damos algunos consejos para que te decidas a poner el nórdico adecuado a la temperatura.

1. Das muchas vueltas por la noche y duermes encogido.

Estos son algunos de los signos típicos de pasar frío en la cama. Si quieres ponte un pijama más abrigado pero lo ideal es usar un relleno nórdico ligero, también conocido en el norte de Europa como relleno nórdico de verano. ¿Lo conoces? Te lo recomendamos cuando la temperatura no baja de los 21ºC-22ºC.

2.No te basta con la sábana encimera, has añadido una colcha.

Ahora duermes tapándote con ambas hasta la nariz. ¡No te escondas más y saca el relleno nórdico ya! Es el momento de descansar calentita bajo un buen edredón.

3. Olvidaste que habías puesto un protector de colchón termorregulador y lo acabas de quitar porque te daba frío.

Te encantada la sensación de meterte en una cama bien fresquita, pero empieza a hacer frío y ya no es agradable, lo que necesitas es un nórdico.

4. La temperatura de tu dormitorio está por debajo de los 21ºC.

Como decía la abuela: «si por las noches ya ha empezado a refrescar…coge tu relleno nórdico que te vas a resfriar». Ponte el relleno en la cama y deja que actúe el calor confortable que te aporta, sentirás un mejor descanso.

5. Los registros de tu colchón SmartPIK te indican que no estás descansando bien.

Puede ser por muchos motivos, uno de ellos es que sientas frío en la cama, y eso se soluciona con un buen relleno nórdico. Observa bien los consejos que te damos en la aplicación móvil.

6. Has dejado de usar el aire acondicionado y el ventilador y duermes con las ventanas cerradas porque sientes la corriente por la noche.

Es tiempo de relleno nórdico. Llévatelo contigo esta noche y vuelve a sentir lo agradable que es dormir bajo un edredón cálido.

7. En lugar de quitar los cojines decorativos para irte a dormir duermes con ellos alrededor.

Rodearse de cojines te ayuda a aislarte del frío pero, no te engañes, no encontrarás mejor aislante reconfortante que un buen nórdico de plumón.

8. Ayer por la noche te cogiste la manta del sofá para llevarla a tu cama.

Déjate de apaños temporales y pon el relleno nórdico en tu siguiente cambio de ropa de cama.

9. Duermes tan pegado a tu pareja que le tienes agobiado.

Los abrazos están muy bien, pero dormir a una buena temperatura con un edredón nórdico ligero por encima os ayudará a todos a descansar mejor. Puedes usar un relleno nórdico para cama de 90 si sólo lo necesitas tú.

10. Hace unos días que duermes con la colcha doblada en dos.

Estas pasando frío por las noches y lo sabes, pero poner el relleno nórdico significa despedirte del verano y te resistes. Lo llevarás mejor durmiendo más cómodo cuando te decidas a poner el nórdico en tu cama.

Valora este artículo: