cenar y dormir

Alimentar el amor

¿Estás buscando los ingredientes para la perfecta cena afrodisíaca? ¿Te gustaría marcarte una escena a lo Pretty Woman? Sentimos decirte que, no sólo has venido al rincón erróneo de Internet, sino que el efecto de los afrodisíacos es, casi en su totalidad, un placebo debido a lo convencidos que estamos de sus cualidades.
Sin embargo, sí que podemos incorporar alimentos en nuestra dieta diaria que, no sólo aumentarán nuestro deseo, sino que nos ayudarán a alcanzar un mejor rendimiento en lo que respecta a los asuntos del amor.

Almendras

Además de ayudar a fortalecer los huesos y mantener nuestra piel hidratada, estos frutos secos son grandes aliados en nuestra dieta amatoria. La almendra contiene grandes cantidades de zinc, una sustancia que aumenta la libido, ya que favorece la producción de testosterona, responsable del deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.

Espinacas

Tanto esta verdura como otras hortalizas verdes como el kale, la col o el brócoli son una adición excelente a nuestra dieta si queremos mejorar nuestra vida sexual. Esto se debe a que son ricas en magnesio. Como afirman científicos de la Universidad de Columbia, esta sustancia tiene propiedades vasodilatadoras, lo cual permite que la sangre fluya más y mejor a nuestras partes más sensibles. No sólo eso, sino que también ayuda a regular los niveles de serotonina, responsable de los estados de ánimo.

Sandía

Además de ser un delicioso remedio contra el calor, la sandía nos puede ayudar a encender o mantener la chispa del amor. Esta gran fruta es rica en citrulina, la cual se convierte en L-arginina en nuestro organismo. Esta sustancia provoca un efecto similar, aunque a menor escala, al de la famosa Viagra.

Vino tinto

En pequeñas cantidades, el vino puede ayudarnos a mejorar nuestra vida sexual. Y no es sólo porque nos ayude a envalentonarnos un poco, sino por sus propiedades vasodilatadoras, que, como ya hemos dicho, ayudan a la sangre a fluir hacia donde debe. Pero debemos ser cuidadosos, ya que como decía Shakespeare, el alcohol “provoca el deseo, pero malogra el rendimiento”. Una o dos copas al día son suficientes para disfrutar de los efectos beneficiosos del vino. Y, si no consumes alcohol o no te gusta el vino, todavía te puedes beneficiar de estas propiedades vasodilatadoras gracias al mosto de uva roja.

Salmón

Los pescados grasos, como el salmón, las sardinas o el atún son ricos en ácidos Omega-3. Además de prevenir problemas de visión y, de nuevo, ser vasodilatadores, los ácidos Omega-3 ayudan a favorecer la producción de dopamina. Esta hormona ayuda a elevar nuestra libido, además de ser beneficiosa contra la depresión y la ansiedad.

Ostras

De acuerdo, de aquí en adelante vamos con los “clásicos” de las cenas románticas, pero es que los alimentos que os mostramos ahora también tienen excelentes propiedades para mejorar nuestra forma amorosa. En el caso de las ostras, lo que las coloca en esta lista es su alto contenido en zinc. Con sólo 5 o 6 ostras (y no las 50 que se decía que comía Casanova), estaremos ingiriendo los 15mg diarios recomendados para nuestra dieta. Tal y como han demostrado estudios publicados por la Universidad de Wayne State, los niveles de zinc y de testosterona (parcialmente responsable de la libido), están directamente relacionados.

Chocolate

Además de estar delicioso, el chocolate es una fuente de feniletilamina, una sustancia que nos hace liberar endorfinas, lo cual ocurre también cuando tenemos un orgasmo. Cuanto más puro es el chocolate, más potenciado está este efecto. Lo ideal es un chocolate al 70% de pureza, que consigue un resultado bastante bueno sin llegar a resultar muy amargo.

Fresas

Las fresas son ricas en vitamina C. Ésta no es sólo excelente para evitar resfriados, sino que puede ser una gran aliada en el amor. Esto se debe a que promueve la producción de oxitocina, una hormona que regula nuestro estado anímico, gracias a una buena actividad catecolamínica. Además, ayuda a reducir el estrés y mejorar la actividad vascular. Aunque parezca que todo son ventajas, tenemos que tener cuidado con la ingesta de vitamina C que realizamos, ya que suele estar contenida en alimentos ácidos que pueden dañar nuestro aparato digestivo.

¿Tenéis ya vuestra receta perfecta para el amor?

Valora este artículo:

Tags: