La contaminación acústica afecta a la calidad del sueño

Apuesta por la salud acústica

 

Dormir es la actividad más importante que realizamos a lo largo de nuestra vida y el ruido puede interrumpirla, además de perjudicar seriamente nuestra salud. Aunque no llegue a despertar a la persona, el ruido que se escucha mientras se duerme perjudica la calidad del sueño, alterando las fases del mismo y, por tanto, el descanso.

Hay que tener en cuenta que no es posible recuperar la falta de sueño de una noche durmiendo muchas horas al día siguiente. El impacto del ruido provoca irritabilidad, estrés, malestar e incluso alteraciones cardiovasculares. Además, generalmente, muchos de los problemas que se padecen se pueden ver agravados porque no se descanse adecuadamente.

Por ello, Pikolin refuerza su compromiso contra el ruido por tercer año consecutivo con la campaña de concienciación por la salud acústica, porque como marca de referencia en el sector del descanso, consideramos que también debe velar por lo que afecta a la salud. Según nuestra filosofía, de poco sirve tener el mejor colchón si después el ruido le impide el sueño.

Una de las medidas estrella de la primera edición de esta campaña fue la insonorización de un edificio en una de las zonas más ruidosas de Madrid, concretamente en la plaza de San Ildefonso, en el entorno de Malasaña.

Para demostrar la veracidad del experimento, se midió la contaminación acústica antes y después de llevarlo a cabo. El efecto fue inmediato, con una reducción del nivel sonoro significativa, la mejora en el descanso fue un éxito y sirvió para que los medios de comunicación se hicieran eco de la noticia y contribuyeran a concienciar sobre el problema del ruido. Los vecinos del edificio se han convertido en auténticos expertos en salud acústica y ofrecen unos sencillos consejos para reducir las molestias a los que nos rodean.

Consejos para evitar el ruido

Se recomienda evitar el uso de tacones por la noche, pues su sonido puede molestar a los vecinos. Otra de los inquilinos del edificio insonorizado apunta que para hacer bricolaje, aunque sean tareas sencillas como colgar un cuadro, es conveniente respetar las horas más habituales de descanso. El volumen de la televisión y de los reproductores de música es otra de las causas que más molestan a los vecinos, por lo que se sugiere controlarlo.

En el hogar, hay que tener cuidado cada vez que se mueven las sillas. Lo ideal es poner fieltros en sus patas para amortiguar el ruido.

Ya en la calle, los vecinos de la plaza de San Ildefonso aconsejan a las personas que circulan con vehículos no recurrir al claxon innecesariamente. Y en la conducción, lo más recomendable es utilizar las marchas largas. Por último, si se acude a un local nocturno, al salir de él hay que considerar que los vecinos del entorno duermen.

Hay que cuidar la salud acústica

¿Cómo gestionar el ruido?
También se conoce como ruido ambiental, residencial o doméstico, aunque normalmente se le denomina ruido urbano. Es el emitido por el tráfico de los automóviles, el ferroviario y el aéreo, así como el que provoca la actividad constructora o el que surge en el seno del vecindario. También se incluye el que proviene de locales comerciales, de áreas de juego, estacionamientos y de animales domésticos.
Desde 1980, la Organización Mundial de la Salud ha abordado el problema del ruido urbano. Así, ha confeccionado unas guías que pueden servir de base para preparar normas, teniendo como referencia la gestión del ruido. En dichas guías se incluyen opciones para reducirlo, prevenirlo y evaluarlo. Igualmente, se han establecido normas de emisión de ruidos y las pruebas para la valoración de su cumplimiento.
Un día para reflexionar en silencio
El 28 de abril se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido con el propósito de promover a nivel internacional el cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la concienciación sobre las molestias y daños que generan los ruidos.
Las actividades relacionadas con esta jornada están organizadas desde hace años por la Sociedad Española de Acústica. (www.sea-acustica.es). Para más información, también se puede visitar la web de la Plataforma Estatal Contra el Ruido (www.peacram.com).

Valora este artículo: