¿Cómo dormir bien estando de viaje o en casa ajena?

Las vacaciones nos encantan, al igual que una noche de diversión o fiesta de pijamas en casa de una amiga. Pero, ¿has notado que, cuando no duermes en tu cama, duermes peor? Es completamente normal y nos sucede a la mayoría de los mortales.

Desde la ciencia, explican que este fenómeno se debe a nuestro instinto de supervivencia. Así, de forma consciente o inconsciente, nuestro cerebro se mantiene en guardia durante la noche, preparado para responder de forma rápida a los posibles peligros que se podrían presentar en este nuevo lugar. Esto no permite que el sueño sea profundo y de calidad, afectando a nuestro cuerpo, a nuestra salud y a nuestro estado de ánimo.

Y no solo eso, definitivamente también afecta a nuestro sueño el cambio de colchón y complementos de cama. Y es que, el cuerpo ya está acostumbrado a dormir y a descansar en los que usas habitualmente. Encima, si los «nuevos» son de peor calidad y menos confortables… ¡el descanso mediocre está garantizado!

Consejos para dormir mejor fuera de casa

Para dormir lo mejor posible cuando estás de viaje o simplemente fuera de casa, debes hacerle creer a tu cerebro que está seguro, evitando aquellos factores que puedan alterarle. Por eso, te recomendamos:

  • Llevarte un pequeño kit para dormir con tus básicos. Un antifaz para dormir, unos tapones para los oídos, o unos paquetitos de tila o manzanilla no ocupan mucho espacio y pueden ser útiles para conciliar el sueño. ¡Quién sabe si tu alojamiento no está correctamente aislado de la luz o del ruido!
  • Si vas a quedarte en tu destino por unos cuantos días, puedes considerar llevarte tu propias sábanas, pues te reconfortarán y «engañarán a tu cerebro» para que crea que estás durmiendo en el lugar habitual. Además, si tienen un aroma característico que te transporta a tu casa, mejor que mejor. Y recuerda apostar por sábanas transpirables de algodón, suaves y saludables.
  • Intentar más que nunca no ingerir bebidas con cafeína, como cafés y tés más allá de la hora de la comida, ya que activarán al cerebro y dificultarán el descanso.
  • Realizar respiraciones profundas durante 1 o 2 minutos antes de irte a dormir. Esto mandará la señal a tu cerebro de que no estás en peligro.

Para dormir en el transporte, almohadas cervicales

Si tienes por delante un largo viaje en avión, coche o cualquier otro medio de transporte; o simplemente quieres dormir de forma cómoda mientras llegas a tu destino, una almohada cervical de cuello es necesaria. Elige una de calidad y agradable al tacto para que cuide tu postura y te brinde un mayor confort:

Almohada viscoelástica cervical de viaje transpirable color Azul
Almohada viscoelástica cervical de viaje transpirable color Beige

Almohada viscoelástica con gel ergonómica para el cuello