Cómo elegir relleno nórdico en 4 pasos

Un relleno nórdico es imprescindible para tu cama. La mayoría de la gente cree que el nórdico solo debería usarse en invierno, sin embargo, los rellenos nórdicos están pensados para ser usados durante todo el año.

A la hora de elegir el nórdico adecuado es importante tener en cuenta varios factores. Por ejemplo, algunas personas prefieren la comodidad por encima del material de relleno, mientras que otras valoran más la calidez que el confort. ¿Y si te dijera que todos estos factores y muchos más son importantes al comprar el relleno nórdico adecuado?

Calidez y peso

La finalidad básica de un relleno nórdico es proporcionar calor y puede medirse por el peso del relleno por metro cuadrado. Puedes elegir entre tres tipos de rellenos nórdicos en función de su calidez:

El relleno nórdico de cuatro estaciones o dúo puede utilizarse durante todo el año.
Los rellenos nórdicos de invierno son los más pesados y proporcionan muchísimo calor.
Los rellenos nórdicos de verano son los que menos calor dan.

Confort y tejido exterior

El confort de un nórdico depende de dos aspectos: su relleno y el tejido exterior utilizado. Los rellenos nórdicos más conocidos son los que están rellenos de plumón. El plumón es la fibra natural más ligera y se caracteriza por su extrema suavidad. Si buscas un nórdico muy confortable ésta sería la mejor elección.
La mayoría de los edredones nórdicos tienen un tejido exterior de algodón que hace que sean muy cómodos y suaves al contacto con la piel.

Relleno nórdico natural vs sintético

Los nórdicos están rellenos de muchos materiales distintos. Las fibras de relleno de los nórdicos pueden dividirse en dos grandes categorías:
– relleno natural (fibras naturales, plumón, plumas y seda), de una calidad superior y un precio más elevado.
– relleno sintético (fibras sintéticas), asequibles, cálidos y fáciles de usar.

 

 

 

 

Otras aspectos que debes tener en cuenta a la hora de comprar un edredón nórdico son:
• Presupuesto del que dispones
• Tela que recubre el relleno nórdico en su exterior. Si quieres usarlo sin funda, busca uno de color.
• Tamaño mayor al de la medida de tu cama si quieres que caiga por los lados.
• Si lo puedes lavar en casa. Recuerda que, aunque sea lavable a máquina, si es muy grande tal vez no quepa dentro de tu lavadora.

No existe una fórmula mágica para encontrar el mejor nórdico. En un momento determinado necesitarás un nórdico de plumón mientras que al cabo de unos años puede que necesites uno de microfibra. Todo dependerá de tus necesidades personales.

Valora este artículo: