Dolor de espalda y dormir bien

¿Cómo eliminar el dolor de espalda y descansar mejor?

Una de las dolencias más comunes que sufrimos es el dolor de espalda. Más del 80% de la población ha tenido lumbalgia alguna vez, siendo los hombres los que la sufren en mayor medida.

La causa más frecuente de esta patología son problemas en la columna vertebral, en la mayoría de los casos no por una alteración orgánica, sino por alteraciones en la musculatura de la zona debidos a sobresfuerzos, una mala higiene postural o por inactividad física.

Al contrario de la creencia que estos dolores remitían tras efectuar un descanso prolongado en la cama, estudios científicos demuestran que es mucho más eficaz la actividad física combinada en algunos casos con la fisioterapia.

Según Carolina de Miguel, del servicio de Rehabilitación del Hospital Ramón y Cajal de Madrid: “Ante una lumbalgia, la población debe saber que el reposo es el peor enemigo de la espalda. Hay que desmitificar la lumbalgia porque muchas veces somos los médicos los que hacemos iatrogenia. Tenemos que ser capaces de transmitir que el dolor de espalda no es algo grave, que aunque se tenga más artrosis no significa que tenga que aumentar el dolor, y que la lumbalgia se puede mitigar con un tratamiento en el que la actividad física ejerce un papel fundamental».

CÓMO DORMIR CON LUMBAGO

El lumbago es muy molesto cuando estamos mucho tiempo sentados o tumbados. Para evitar que el dolor se agudice hay posturas que lo minimizan un poco.

dormir en posición fetal

La mejor posición es colocarnos de costado en posición fetal con las piernas flexionadas y la columna y la cabeza alineadas. Elige una almohada de altura media, como nuestra almohada viscoelástica Visco Medium, que favorezca esa postura.

dormir boca arriba con apoyo

Si no puedes dormir de lado y estás acostumbrado a dormir boca arriba, te recomendamos que coloques una almohada debajo de las rodillas así tu lumbar estará apoyada de la manera más favorecedora.

la postura y el equipo de descanso

Si tienes lumbago no te recomendamos dormir boca abajo, ni dormir con almohadas muy altas o sobre una cama que no te ofrezca el apoyo adecuado.

cómo dormir con dolor de espalda

La clave para poder dormir con dolor de espalda s encontrar una posición neutra de la espalda que reduzca la presión sobre la columna. Según cómo esté acostumbrado a dormir le recomendaremos unos u otros consejos. La posición en la que dormimos es clave para dormir correctamente.

coloCA una almohada entre las rodillas

Al dormir de lado, te recomendamos colocar una almohada entre tus rodillas para evitar que el peso de la pierna de arriba caiga sobre la de abajo.

encuentrA la posición que mÁs le ayude

Las posiciones para lidiar con el dolor de espalda son posiciones recomendadas, pero lo que más ayuda nos proporciona es la propia experiencia. Por eso, le animamos a que siguiendo estos consejos encuentre la posición que más le ayude y se guíe por eso.

LEVÁNTATE SIEMPRE EN POSICIÓN NEUTRa

Cómo nos levantamos o acostamos de la cama influye directamente en nuestra espalda. Te recomendamos que te acuestes sobre la cama y te levantes con cuidado, manteniendo la posición neutra de la espalda para no tener lesiones.

CUÁLES SON LAS MEJORES POSTURAS PARA DORMIR CON DOLOR DE ESPALDA

Otro de los motivos que debemos tener en cuenta para cuidar la espalda es nuestra higiene postural: conocer qué posturas son las tenemos que adoptar al realizar los movimientos cotidianos. Esto será de gran ayuda para nuestra espalda.
En un estudio realizado por Pikolin y el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid podemos repasar las pautas más importantes para una buena higiene postural durante el día y la noche.

POSTURAS PARA realizar durante el día

Durante el día podemos realizar varias posturas que contribuyen a tener una buena salud corporal y evitar los dolores de espalda. Las posturas se pueden realizar tumbados, sentados y de pie.

  • En la cama tumbados
    1. Nos colocamosboca arriba con las rodillas y los pies apoyados en el suelo levantando ligeramente las caderas.
    2. Levantamos las rodillas al pecho, primero una y luego otra.
    3. Sin despegar los hombros de la cama, llevamos las rodillas a la izquierda y a la derecha rotando.

Pikolin posturas día

  • Sentados en una silla
    1. Sentados con la espalda apoyada en el respaldo y los pies en el suelo. Bajamos la cabeza hacia el pecho y la subimos lentamente hasta mirar de nuevo al frente.
    2. Giramos la cabeza hacia la izquierda y la derecha.
    3. Inclinamos la cabeza de forma lateral acercando la oreja hacia el hombro del mismo lado.
    4. Realizamos círculos con los hombres de delante hacia atrás.
    5. Levantamos los brazos estirando bien los dedos de las manos.

Pikolin posturas día

  • De pie
    1. Agárrate al respaldo de una silla y separa primero una pierna y luego la otra.
    2. Pon las piernas ligeramente separadas y rota la cadera.

Pikolin posturas día 2

POSTURAS para dormir

En esa misma guía podemos descubrir que las mejores para dormir sin sufrir dolor de espalda al despertar, son aquellas que permiten apoyar toda la columna en la postura que adopta ésta al estar de pie. Entre ellas encontramos la de dormir boca arriba o de lado en posición fetal.

Pikolin posturas noche

En cuanto al equipo de descanso, es aconsejable que el colchón y el somier sean firmes: ni demasiado duros ni demasiado blandos, lo suficiente para que permita adaptarse a las curvas de la espalda. La almohada, la indicada para la postura elegida. La ropa de cama ligera y transpirable. Por supuesto se recomienda que en el caso de compartir cama, el tamaño de ésta sea lo suficientemente grande como para que se pueda mantener posturas relajadas y realizar cambios posturales con mayor frecuencia y facilidad.

En Pikolin somos conscientes de la repercusión de esta dolencia y por eso proponemos una serie de pautas para minimizar sus efectos. El núcleo de colchón Normablock es un ejemplo de la investigación sobre temas ergonómicos ya que garantiza que la espalda adopte una posición correcta y natural en toda su superficie al proporcionar la firmeza necesaria en cada parte del cuerpo.