La mejor postura para dormir

¿Cuál es la posición más saludable para dormir?

Muchas personas al acostarse no paran de dar vueltas durante la noche y no consiguen conciliar el sueño, según la profesional Peggy Brill, fisioterapeuta ortopédica de Manhattan, es necesario que cada individuo se tome su tiempo y medite sobre la postura que va a adoptar durante sus horas de descanso ya que, en gran medida, de esas posiciones dependerá la recuperación de su organismo.

Un  adulto puede alternar su postura mientras duerme entre 3 y 36 veces y según parece la postura que más adeptos tiene es la de costado.

La Jefa de Fisioterapia de los Servicios de salud de la Universidad de Harvard, Mary Ann Wilmarth, señala la importancia de observar la postura que se va a adoptar intentando no presionar las articulaciones en exceso o que los músculos queden en una postura forzada.

postura dormir

Mejores posturas para dormir

A continuación veremos las posturas más frecuentes durante la noche así como sus ventajas e inconvenientes.

Dormir boca arriba es lo más recomendable ya que el peso del cuerpo queda repartido lo que previene el dolor de cuello y espalda. Además en esta postura se evita la formación de arrugas en el rostro. Si se coloca bajo las rodillas un almohadón se consigue una adecuada alineación de la espalda. Sin embargo esta postura tiene un inconveniente, favorece los ronquidos.

A los pacientes con dolores lumbares se les aconseja dormir de lado y encogidos, es decir en posición fetal. Esta postura evita el reflujo,  mejora la capacidad respiratoria y está especialmente indicada para las personas que padecen apneas del sueño. La única precaución que debemos tener es no presionar las extremidades ya que pueden dar lugar a calambres matinales.

Según un estudio realizado por tres investigadores de la Universidad de Pittsburgh dormir sobre el lado derecho del cuerpo resulta más favorable a sus usuarios que hacerlo del izquierdo.

En el caso de las embarazadas, la Dra.Tomasina Stacey recomienda que duerman del lado izquierdo, ya que en este caso en concreto la presión ejercida sobre la vena cava inferior puede producir una disminución de oxígeno en el feto.

La postura menos favorable es boca abajo, pero por suerte sólo una minoría de la población la escoge. Esta postura coloca a la espalda en una posición antinatural lo que produce fuertes dolores de espalda y cuello.

A la hora de elegir colchón y almohada es clave tener en cuenta la postura a la hora de dormir. En Pikolin contamos con un amplio catálogo de productos y un gran número de especialistas que le ayudarán a escoger el mejor producto que se adapte a su descanso.

Valora este artículo: