El descanso de Papá Noél

El descanso de Papá Noel

El reposo de un atleta

¿Cómo es posible que en una sola noche Papá Noel pueda repartir tantos regalos en todo el mundo? No es fácil lo que hace y lograr los mejores resultados la noche de Nochebuena requiere de una intensa preparación durante todo el año y un entrenamiento a la altura del mejor atleta del mundo. Sin embargo, tan importante es su preparación previa como el descanso durante las semanas posteriores. Os contamos sus secretos mejor guardados.

Es importantísimo para Papá Noel llegar al mes de diciembre muy fuerte físicamente. Es el mes más intenso de trabajo, cuando se lo juega todo. Son días intensos: preparativos, lectura de cartas, organización, carga y reparto de los regalos. Este año lo ha vuelto a lograr y ha conseguido hacer felices a millones de niños en todo el mundo. Ahora comienza su periodo vacacional y de descanso. Su cuerpo debe recuperarse de un esfuerzo muy intenso, así como de infinitos vasos de leche con galletas.

Su descanso comienza por aumentar las horas de sueño. Tras la noche del 24, cuando Papá Noel regresa a su casa en Laponia, va directamente a la cama y pasa por lo menos 24 horas durmiendo. Los días siguientes, aumenta hasta 10 las horas de descanso diario.

Los secretos de Papá noel

¿Cómo descansa Papá Noel?

Para lograr una recuperación física plena, sin afectar a la posterior reincorporación a los entrenamientos rutinarios, es importante planificar a medida cada semana de su periodo vacacional con una serie de actividades paralelas. ¡Así pasa Papá Noel sus vacaciones!

  • Primera semana. Tras muchos días de intenso trabajo, es contraproducente parar sus entrenamientos en seco, así que continúa trabajando suavemente la semana siguiente. Pasea con los renos, va a buscar leña, recoge el almacén y sobre todo hace un uso intensivo de su sauna finlandesa.
  • Segunda y tercera semana. Estos días son de descanso absoluto. Aprovecha para disfrutar del tiempo libre, ver películas junto al fuego y ponerse al día con los capítulos de su serie favorita. En este periodo de desconexión también cuida mucho la alimentación. Es momento de comer mucha fruta y verdura para recuperar la forma física tras el atracón de galletas.
  • Cuarta o quinta semana. Debe volver al trabajo progresivamente y recuperar la actividad física de forma moderada . Aprovecha estos días para poner orden en el almacén y comenzar a leer e informarse de las últimas tendencias en juguetes para el próximo año.

Actividades paralelas para no perder la preparación física

Para comenzar con sus entrenamientos, los alrededores de su casa son el escenario perfecto. Os contamos sus deportes y aficiones preferidas que le permiten mantenerse siempre activo.

  • Esquí de fondo. Es su deporte favorito y los parajes que le rodean son perfectos para practicarlo junto a sus amigos. Además, este deporte potencia sus músculos, tanto en el tren superior como el inferior.
  • Patinaje. Otra alternativa que le ofrecen sus parajes es patinar sobre hielo, un deporte muy divertido, pero con el cual trabaja intensamente sus músculos y le ayudan a perder el peso que ha ganado en las últimas semanas.
  • Trineo. Supone un perfecto ejercicio para prepararse de cara al próximo 24 de diciembre. Además entrena a los renos y fomenta el vínculo afectivo con ellos. Subir hasta la cima de las montañas más altas es para ellos el mejor entrenamiento.

Después, Papá Noel volverá a su trabajo habitual. Una alimentación equilibrada, ejercicio diario y un correcto descanso son sus tres premisas clave para preparar de nuevo una exitosa Nochebuena. 

Valora este artículo: