Dormir con la luz encendida

¿Es bueno dormir con la luz encendida?

Cualquier persona que tenga hijos habrá pasado por la etapa en la que los niños tienen miedo a la oscuridad y les piden a sus padres que les dejen una luz para dormir.

Evitar el miedo a la oscuridad

Cuando las luces de su cuarto se apagan y se dispone a dormir…Un monstruo en el armario o debajo de la cama puede ser algunas de las imaginaciones de un niño. El problema está en la sensación de inseguridad del pequeño a oscuras.

El principal objetivo de los padres debe de ser tratar de tranquilizarle. Que compruebe que ellos controlan la situación y está protegido. Dejarle una luz encendida hasta que logra conciliar el sueño es una opción mientras se acostumbra a la oscuridad pero tiene sus riesgos.

Los problemas de los bebés para dormir se pueden solucionar

Perjuicios de dormir con la luz encendida

Existen estudios que han puesto de manifiesto los perjuicios que tiene para la salud dormir con alguna luz encendida. En la investigación “Mantén a tus bebés en la oscuridad” publicada por la revista Nature, los investigadores del Medical Center de la Universidad de Pensilvania y el Children’s Hospital de Filadelfia analizaron la información proporcionada por los padres de 479 de sus pacientes en una clínica de oftalmología pediátrica.

El objetivo de dicho estudio era establecer una relación entre dormir habitualmente con la luz encendida entre el nacimiento y los dos años de edad y un incremento de la miopía.

Los resultados de la investigación revelaron que solo 10% de los niños hasta los 2 años que habían dormido con la luz apagada eran miopes. Por contra, el 34% de los que habían dormido con una luz tenue tenían miopía. La última de las conclusiones que sacaron fue que el 55% de los niños que habían dormido con una lámpara o bombilla contrajeron la miopía al alcanzar la edad adulta. Esta última cifra es cinco veces superior a aquellos niños que habían dormido a oscuras.

Los expertos certificaron en este estudio que la razón era que los ojos se desarrollan durante los primeros años de vida. Por este motivo, la incidencia de la luz no repercutía en la formación de miopía pasados los dos años de edad.

El hecho de que los niños tengan que tener la luz encendida para dormir representa un problema para su salud. Esto ha hecho que numerosos especialistas se hayan preocupado de dar consejos para intentar que los pequeños descansen sin ella. Tracy Hogg era una enfermera británica que se hizo popular gracias a su método («the baby whisperer») que explicaba sus consejos para ayudar a dormir a los más pequeños de la casa.

Hogg explicaba; “los niños tienen que estar cansados para acostarse. Cuando el niños empiezan a bostezar, debemos llevarle a la cama. No tenemos que esperar a que se duerma en ningún otro lugar.”

Los nervios los identifica Hogg como una de las principales causas de la ausencia de descanso en los niños. Para esta experta, intentar que el bebé se relaje con frases tranquilizadoras es primordial. Así mismo, resalta la importancia de establecer unas rutinas del sueño como arma para mejorar el descanso de nuestros hijos.

Las rutinas son muy importantes para los niños por lo que, según Hogg, tendremos que eliminar aquellas que pensamos que le perturban el descanso.

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles da una serie de pautas para ayudar a que los niños tengan un descanso perfecto. Por lo que respecta a dormir con luz, recomiendan que si el niño lo hace, los padres la vayan disminuyendo poco a poco hasta eliminarla. Además, recomiendan explicarle al pequeño para que ellos duermen con la luz apagada y no les sucede nada.

Otras recomendaciones para ayudar al niño a dormir que dan desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles son dejar que el niño duerma durante el día con algo de luz natural y los ruidos propios de ese momento para que se acostumbre a los mismos, reforzar sus avances y, sobre todo, ser comprensivos.

El descanso es una actividad vital fundamental durante la cual tienen lugar una serie de procesos de recuperación. Desde Pikolin queremos transmitir la relevancia del sueño y su relación con la salud preventiva a través de la difusión de recomendaciones como la de este artículo.

Valora este artículo: