Claves para dormir bien cada noche

Factores y beneficios de un buen descanso

El sueño, nuestro taller de mantenimiento

El ritmo de vida actual nos somete a un esfuerzo constante. A lo largo del día, caminamos, subimos y bajamos escaleras, conducimos o permanecemos mucho tiempo sentados. Al finalizar la jornada, nos hemos ganado un saludable y reparador descanso. Y es que, tenemos que estar listos para la mañana siguiente. Dormir tiene múltiples beneficios para nuestro cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un número de horas de descanso determinadas según la edad de cada persona. Los adultos tenemos que dormir entre 7 y 9 horas al día para poder realizar sus actividades con energía. Pero ¿qué es necesario para recuperarse durante la noche? Un buen equipo de descanso. El sueño es el taller de mantenimiento de nuestro cuerpo. Dormir mal es levantarte cansado y empeorar tu calidad de vida.

claves buen descanso

Beneficios del descanso

Un buen colchón al final es salud. Así de sencillo. Mientras dormimos, en nuestro cuerpo ocurren un sinfín de procesos reparadores que mejoran los procesos de memoria y aprendizaje, fortalecen las defensas ante enfermedades, disminuyen nuestra tensión arterial y relajan músculos y articulaciones. Además, el sueño disminuye el gasto energético y ese ahorro lo utiliza el cuerpo en funciones reparadoras internas relacionadas con el metabolismo, la regeneración ocular o el aumento del flujo sanguíneo cutáneo, eliminando las toxinas acumuladas en la piel.

Esto es todo lo que el sueño puede hacer por tu cuerpo y tu salud:

  • Sistema nervioso: Mantiene la memoria y el aprendizaje activos ya que el descanso preserva la integridad del circuito neural, zona implicada en estos procesos.
  • Sistema inmunitario: Dormir bien hace que el cuerpo resista mejor ante las enfermedades ya que ayuda a fortalecer nuestras defensas. Esto es posible porque influye de forma directa en diferentes procesos homeostáticos del organismo.
  • Circulación de la sangre: La regulación del sistema neurovegetativo que se produce mientras dormimos hace que el aparato circulatorio tenga que realizar un menor esfuerzo durante la noche, circunstancia que mejora la circulación sanguínea.
  • Aparato locomotor: El aparato locomotor se relaja del todo durante la fase IV del sueño y la etapa REM. Como consecuencia, los músculos, las articulaciones y la columna vertebral liberan tensiones que han acumulado durante todo el día. Por otro lado, durante nuestro descanso se produce un procedimiento de regeneración de tejidos del cuerpo humano.
  • Metabolismo: La disminución del gasto energético durante nuestras horas de sueño se transforman en energía para las funciones reparadoras del cuerpo humano. Esta reducción de la tasa metabólica de nuestro cuerpo se cifra entre un 10% y un 15%.
  • Corazón: El descanso hace que la frecuencia cardiaca baje. Así mismo, las hormonas relacionadas con el estrés como el cortisol, la adrenalina y la noradrenalina también disminuyen. En paralelo, suben los niveles de melatonina, vinculada al sueño y la relajación. Junto con la hormona del crecimiento, la melatonina hace que las células y los tejidos del corazón se regeneren. El 70% de la cantidad de hormona del crecimiento que produce el cuerpo humano se segrega durante la noche en los estados III y IV de sueño.
  • Ojos: Durante la noche, se produce el proceso de regeneración de la rodopsina, pigmento sensible a la luz. El descanso de la vista hace que se pueda recuperar del desgaste de las actividades diarias.
  • Piel: La cara es la que más se beneficia del descanso. La frescura y la salud de sus tejidos se recuperan después de dormir durante toda la noche. Los nutrientes y el flujo sanguíneo de la cara aumentan y esto hace que las células se regeneren y se eliminen las toxinas acumuladas a lo largo del día.
  • Actividad cerebral: Diversos estudios han referenciado que la falta de sueño puede aumentar las probabilidades de sufrir depresión, ansiedad e irritabilidad entre otros trastornos. Dormir bien hará que reelaboremos y fijemos las experiencias vividas durante el día y las transformemos en recuerdos permanentes.

Pikolin se preocupa por la calidad del descanso de las personas. Nuestros expertos saben que cada uno tenemos unas necesidades a la hora de dormir. Por ello, contamos con una amplia variedad de colchones y de almohadas que harán que el cuerpo humano comience cada mañana totalmente descansado.

Valora este artículo: