Funda y protector para alargar la vida del colchón

Cuando compramos un colchón hacemos una inversión a largo plazo y queremos que nos dure lo máximo posible. Para protegerlo de agentes externos, solemos comprar un protector o una funda, pero ¿por qué no ambas cosas?

Al buscar la mejor protección para nuestro colchón también debemos pensar en cuál es la base de nuestra cama. Si tenemos un canapé o una base tapizada, nuestro colchón estará tapado por la parte inferior, por lo que un protector cubriría las zonas que quedan expuestas: los laterales y la parte superior. Si la base de nuestra cama es un somier de láminas debemos proteger el colchón por todos sus lados, ya que por la parte inferior puede entrar polvo. Para ello debemos usar una funda de colchón.

Protección doble: funda + protector

Pero, ¿por qué no protegerlo con ambos productos? Si equipamos nuestro colchón con una funda de colchón y posteriormente con un protector, estaremos completamente seguros de que el colchón queda cubierto de cualquier agente externo que pueda dañarlo. Hay varias combinaciones disponibles que se adaptan a cualquier situación que necesites, ya sea con protección impermeable o sin ella.

Diferentes opciones

  • Podemos usar una funda transpirable para la protección completa del colchón y luego encima el protector (impermeable en el caso de ser necesario). De esta forma, mientras que la funda se mantiene equipada, es mucho más sencillo cambiar el protector para lavarlo y el colchón nunca quedará desprotegido.
  • Si necesitamos protección impermeable, podemos usar tanto la funda como el protector con nuestra membrana Smartseal para una mayor seguridad.
  • Además, al tener una funda bajo el protector dejaremos de preocuparnos por si el protector se mueve bajo la sábana y queda parte del colchón sin protección.

Tanto los protectores como las fundas pueden estar confeccionados con algún tratamiento especial que haga que nuestro descanso mejore considerablemente. Un ejemplo es el tratamiento Triple barrera (eficaz contra ácaros, bacterias y moho) que ayuda a minimizar los síntomas de la alergia como tos y estornudos que pueden interrumpir nuestro descanso.

En definitiva, usar ambos productos alargará la vida de nuestro colchón gracias a la protección extra que le estamos dando ante cualquier imprevisto. Porque solo debes encargarte de disfrutar y nosotros nos encargamos de tu descanso.