enfermedades mentales y trastornos del sueño

Las enfermedades mentales, físicas y emocionales provocan alteraciones en el sueño

Según la psiquiatra Aura Carolina Masías, se considera desorden del sueño a cualquier cambio que provoque una alteración en el patrón habitual del descanso de un individuo que ocasionen efectos el día posterior. La doctora Masías explicó que «casi siempre refieren al trastorno del sueño como al insomnio, pero la realidad de este aspecto es que se prescriben: el dormir de más, los trastornos respiratorio y la parsimonia».
Para el especialista en neurología Claudio Cárdenas el desorden del sueño no se trata de una persona que no duerme adecuadamente y que se encuentra activo al día siguiente, sino cualquier factor que afecte a su descanso.

Factores desencadenantes de los trastornos del sueño

Los trastornos del sueño pueden afectar gravemente al funcionamiento físico, mental y emocional de la persona que los padece. Se determinan como principales causas el consumo de alcohol en exceso, la depresión y el estrés, las pesadillas y el uso abusivo de fármacos. Los especialistas explican que los trastornos más comunes son la apnea del sueño, enuresis, insomnio, síndrome de piernas inquietas, terrores nocturnos, sonambulismo y la narcolepsia.

El neurólogo Claudio Cárdenas, manifestó que determinados estudios demuestran que los malos hábitos son los responsables del 95% de los casos de trastorno del sueño en niños. «En ello se presentan 2 tipos de alteraciones como: insomnio infantil por manejos inadecuados del límite y por inicio del sueño inadecuado», declaró.

Los adolescentes, en cambio, son conocidos como “grandes dormilones” ya que a causa de los cambios hormonales a los que está sometido su cuerpo “necesitan dormir más”.

enfermedades mentales sueño

Dormir 8 horas diarias

El especialista aconsejó descansar como mínimo entre 7 y 8 horas para poder llevar a cabo las actividades físicas del día a día. Para que los niños adquieran el hábito de dormir es aconsejable «hacer sentir al joven que el dormir es algo agradable».

Algunas personas que sufren privación del sueño terminan por volverse agresivas. Los expertos consideran que el agotamiento mental provocado por el estrés puede derivar en “insomnio agudo o situacional”. La psiquiatra Masías, mantuvo que este tipo de trastornos en las personas pueden presentar síntomas como la ansiedad, preocupación, tristeza, tensión muscular, problemas gastrointestinales, cefaleas, irritabilidad, problemas de concentración, etc. También quiso recalcar que las personas privadas del sueño «se vuelven agresivas, y sufren episodios de alucinaciones, olvidos y delirios».

En Pikolin nos preocupa la salud de las personas, es por ello que creamos este blog con la finalidad de difundir toda la información posible sobre los trastornos del sueño, salud y hábitos de vida saludables, contribuyendo así a difundir todos aquellos avances médicos e investigaciones relacionados, que puedan suponer una mejora en la calidad de vida de los afectados y en el conocimiento general sobre la importancia de la salud preventiva.

 

 

Valora este artículo: