Mejor almohada para cervicales

Las mejores almohadas para las cervicales. ¡Descúbrelas!

Seremos directos: sí, es malo dormir sin almohada. Y para las personas que sufren determinadas dolencias puede ser incluso un poco más problemático. Las personas que en alguna ocasión han dormido con dolor de cuello sabrán a qué nos referimos. Y también comprenderán lo importante que es conocer las claves para elegir la mejor almohada para las cervicales.

Mejor almohada para cervicales

Descubre qué tiene que tener la mejor almohada para las cervicales para contribuir a mitigar estos dolores tan frecuentes. Y es que son un remedio perfecto para solventar este tipo de contratiempos.

¿Por qué necesitas encontrar la mejor almohada para las cervicales?

Aunque se pueden abordar varias razones, todas giran sobre un concepto común: junto al colchón, la almohada es la otra gran responsable de mantener la posición natural del cuerpo (y por lo tanto la columna recta) durante la noche. Y esta es una de las mejores garantías de que vas a dormir bien.

En la actualidad existen diversos tipos de almohadas compuestas de muchos materiales, cada uno con sus virtudes. Pero, si buscas la mejor almohada para las cervicales, haz un alto en las viscoelásticas. Se adaptan perfectamente a la zona de la cabeza ofreciendo mayor soporte y un completo descanso en esta zona tan delicada del cuello.

¿Por qué el cuello es una zona tan delicada? Porque en él se acumulan «múltiples articulaciones, ligamentos y músculos» que deben estar correctamente relajadas durante las horas de sueño, tal y como argumentaron médicos especializados en este artículo.

¿No sabes cómo dormir con dolor cervical?

El dolor de cuello es una dolencia muy extendida y que puede mejorar con el paso del tiempo y la adopción de medidas sencillas. No obstante, siempre debe ser un médico el que marque pautas más concretas a seguir.

Dormir sobre una almohada para cervicales y boca arriba son dos consejos fantásticos. Junto a la posición lateral, boca arriba es una postura muy recomendada por los especialistas. Es bueno para la zona del cuello porque se apoya totalmente la espalda, de forma que la columna descansa por completo, eliminando la rigidez del propio cuerpo.

Y es que la mejor almohada para las cervicales tiene que ayudar a garantizar que, mientras duermes, se reduce el esfuerzo muscular necesario para conservar una posición del cuerpo lo más natural posible.

La mejor almohada para las cervicales según tu postura

Existen muchas almohadas y una gran variedad de clasificaciones. De hecho, que existan tantas puede conducir a un error de elección. No olvides que equivocarse con la almohada puede tener consecuencias, aunque fáciles de solucionar: es la razón de múltiples dolores de cuello, espalda o lumbares.

No obstante, antes de conocer cada tipo de almohada conviene recordar dos detalles fundamentales comunes a todas ellas:

  • Igual que sucede con los colchones, la mejor almohada es siempre la que mejor se adapta a las circunstancias personales de cada uno. Deberías conocer cuál es la mejor postura para dormir y ser consciente de la posición en la que tú duermes, seleccionando un modelo en consecuencia.
  • Una almohada es un elemento de descanso muy personal; de hecho, no es raro conocer gente que viaja siempre con la suya para garantizar el descanso correcto fuera de su entorno habitual.

 
Por este motivo, y en función de la postura que adoptes a la hora de dormir, cambiarán las recomendaciones sobre la mejor almohada para las cervicales y para tu descanso en general.

  • Las mejores almohadas para dormir de lado requieren ser altas, firmes y que se adapten al contorno de la cabeza, el cuello y los hombros. Como ya hemos contado, las viscoelásticas son una gran opción.
  • Las almohadas para dormir boca arriba son la opción ideal, si eres de los que mantienen esta postura durante la mayor parte de la noche. Recomendamos una almohada de firmeza y altura media que respete la curvatura natural en la zona alta de la columna.
  • También existen almohadas para dormir boca abajo, no es lo más recomendado por los especialistas. Si eres del 7% que duerme en esta postura, necesitas una almohada no demasiado firme para que la cabeza no tienda a girarse de forma antinatural hacia un lado u otro.

 

Conoce las mejores almohadas para cervicales de Pikolin

Una vez concluido que levantarse con tensión en el cuello o dolor de espalda puede deberse a una elección incorrecta de la almohada, conviene acercarse a modelos concretos que pueden ayudar a mantener la espalda en la misma posición que si estuvieras de pie.

La almohada Visco Cervical de Pikolin es un plus de comodidad. Se trata de una opción interesante por, precisamente, su perfil cervical. Se ocupa de mantener la posición óptima del cuello y de la cabeza gracias a su firmeza media-alta y al núcleo 100% Viscofoam, por lo que opta a ser la mejor almohada para las cervicales.

¿Quieres una almohada cervical de altas prestaciones? El modelo Memory Gel también cuenta con importantes argumentos a su favor para ser una de las elegidas. Combina viscoelástico y gel para minimizar la presión corporal, favoreciendo la circulación de la sangre y controlar la temperatura durante la noche con una agradable sensación de frescor.

Para acabar, una última recomendación: la almohada Visco Carbono para dormir boca arriba tiene un tacto suave y un núcleo viscoelástico con partículas de carbono que, entre otras cosas, reduce la electricidad estática corporal acumulada durante el día, consiguiendo un sueño más profundo y evitando que te despiertes durante la noche. Por supuesto, también disminuye las presiones de la superficie del descanso sobre el cuerpo, lo que la hace una fuerte candidata a la mejor almohada para las cervicales.