¿CÓMO ELEGIR EL MEJOR COLCHÓn?

Con más o menos intensidad, cualquier persona se ha preguntado en alguna ocasión el nombre de los mejores colchones para dormir cada noche. Con el paso del tiempo, tomas mas consciencia de su importancia y buscas exactamente lo que se ajusta a tus necesidades.

No existe un “mejor colchón” para ti, existen diferentes tipos de colchones que se ajustan mejor o peor a tu perfil. Evidentemente, siempre deberías ceñirte a los modelos que se ajustan mejor en función de la postura que adoptas cada noche, tus características físicas (peso corporal) o el calor que pasas mientras duermes. Son este tipo de factores los que te ayudarán a realizar la mejor compra y poder decidir entre los mejores colchones para dormir.

5 características de los mejores colchones para dormir

Firmeza

Deben tener la firmeza (que no dureza) necesaria para que ocurran dos cosas: que te sientas cómodo/a sobre el cochón y que sea capaz de mantener durante toda la noche la posición natural de la columna. A la hora de comprar un colchón el soporte de la espalda y las lumbares es fundamental. Para acertar ten presente siempre la posición en la que duermes. Por ejemplo, alguien que duerme de lado tendrá que elegir una firmeza media-baja para que los hombros no se hundan en exceso y la espalda siga perfectamente alineada.

Se adaptan a tus movimientos

Los mejores colchones para dormir y disfrutar de un descanso de calidad cada noche son aquellos que se adaptan a tus movimientos. Pero no pierdas de vista la postura porque, aunque no lo parezca, es un factor clave. Si no te mueves nada, lo tendrás más fácil a la hora de elegir. Además, aunque no lo parezca, también la postura es una de las claves en la elección de un nuevo colchón. Para personas que se mueven mucho durante la noche se recomiendan colchones que no creen un molde excesivo del cuerpo para no sentir cierto «atrapamiento» cada vez que se cambia de posición.

Colchones para dormir juntos

Si vas a dormir en pareja, busca los mejores colchones para dormir juntos. Y es que compartir colchón también influye en la decisión adecuada. Para que los movimientos o las diferencias de peso no sean un problema, cada individuo debe tener su lecho para dormir. Por continuar con los ejemplos prácticos, los colchones de muelles ensacados se adaptan a cada persona y mantiene la zona central del colchón totalmente ‘libre’ y aislada de lo que ocurre en cada extremo. Así es como como cada miembro de la pareja puede dormir bien según sus características individuales.

Es tan importante el ancho como el largo del colchón.

Si duermes acompañado, sobre todo, asegúrate que el ancho es suficiente como para no tocarse los codos una vez que ambas personas están tumbadas y con los brazos detrás de la cabeza. Además, los mejores colchones para dormir en pareja deberían tener al menos 10-15 centímetros extra respecto a la altura de la persona más alta que va a dormir en la cama. De hecho, hoy en día los largos de dos metros son bastante estándar.

Protección suficiente frente a bacterias, hongos y ácaros.

Los mejores colchones para dormir también deben contar con una protección suficiente frente a bacterias, hongos y ácaros que son los principales responsables de las alergias tanto en adultos como en niños. La tecnología Triple Barrera de Pikolin es una solución perfecta para evitar cualquier tipo de alergia.

¿Cuáles son los mejores colchones para la espalda?

Dejando a un lado los colchones ortopédicos, no existen modelos específicos para combatir los dolores de espalda, que pueden tener causas diversas que solo un médico debería diagnosticar para después aconsejar las mejores opciones.

Está comprobado que para estos casos es especialmente importante encontrar colchones que respeten la curvatura natural del cuerpo y, por otro lado, olvidar ese viejo consejo de que para los dolores de espalda es necesario comprarse el colchón más duro de la tienda. Teniendo en cuenta ambos aspectos, los colchones viscoelásticos pueden ser la opción más recomendada por diferentes razones: recuperan bien su forma original cuando dejan de recibir presión, y ofrecen una alta adaptabilidad que reparte bien los puntos de presión sin hundirse demasiado.

No obstante, no se puede olvidar el pape que cualquier colchón juega con las almohadas a la hora de garantizar un correcto soporte para la columna, los hombros y la zona cervical a la hora de mitigar los dolores de espalda.

¿Cuáles son los mejores colchones para los niños?

Ente los mejores colchones para dormir, existen colchones específicos para el descanso juvenil porque, entre muchos factores, durante los primeros años de vida es cuando más hormona de crecimiento se segrega y porque un sueño adecuado favorece el correcto aprendizaje en la etapa escolar. Los mejores colchones para niños y adolescentes deben contar con un adecuado nivel de confort y alta adaptabilidad, además de la misma protección higiénica que debe tener un modelo para adultos.
Es importante que el niño pruebe el colchón para saber si le gusta. Los mejores colchones para niños son aquellos que cubren sus necesidades, pero no el único factor para que duerman bien cada noche.

Preguntas y respuestas sobre ¿Cómo elegir el mejor colchón?

¿Cómo determinar la firmeza adecuada para un colchón?

La firmeza adecuada para tu colchón dependerá de tus necesidades y preferencias, aun así te recomendamos que optes por un colchón de firmeza media para mantener una posición de sueño correcta durante toda la noche.

¿Cuál es la importancia del soporte lumbar al seleccionar un colchón?

El soporte lumbar es muy importante a la hora de seleccionar un colchón, ya que es la zona donde descansa nuestra espalda mientras dormimos.

¿Existen colchones específicos recomendados para personas con condiciones de salud, como dolor de espalda o alergias?

Sí, disponemos de colchones específicos para personas con alergias o dolores musculares.

¿Cómo puedo saber si un colchón es adecuado para mi posición de sueño?

Los colchones se adaptan a la posición de sueño de cada persona, pero te recomendamos que optes por un colchón que posea alguna capa de viscoelástica para que la adaptación a tu cuerpo sea mayor.