problemas de insomnio

No siempre es posible dormir bien

La importancia del sueño y el descanso ha quedado sobradamente demostrada al igual que determinados factores que pueden afectar a las horas que pasamos en la cama o al nivel de descanso que podemos alcanzar pero hay personas que por unas dolencias u otras no pueden disfrutar de un reparador sueño durante toda la noche.

Un sueño eterno

Una de las enfermedades más relevantes de las relacionadas con el sueño es la narcolepsia que fue interpretada por vez primera en 1880 por Jean Baptiste Edouard Gelineau.

Tiene varios síntomas que hacen muy reconocible esta enfermedad. En primer lugar, la persona con narcolepsia tiene una gran necesidad de dormir durante el día. Otra de las características de esta enfermedad es la cataplejía, síntoma que se da cuando la persona recibe alguna emoción pierde la fuerza en alguna parte de su cuerpo como las piernas o los brazos.

Por último, la narcolepsia puede provocar alucinaciones y parálisis del sueño, es decir, que el individuo se quede paralizado durante un minuto nada más despertarse.

Aunque no existe cura conocida para esta dolencia, se pueden seguir unos consejos que hagan más llevadera esta enfermedad e incluso otras que afecten a nuestro descanso. Los pacientes con narcolepsia suelen sufrir ataques de sueño en los momentos menos esperados por lo que hay que llevar una vida ordenada, algo que también serviría para el resto de trastornos del sueño.

Es vital no realizar comidas copiosas para que no nos entre sueño tras comer en los casos de narcolepsia o para evitar sentirnos incómodos en la cama en el resto de trastornos.

Evitar los ataques de sueño es muy importante ya que te pueden dar en mitad de un examen, una reunión o haciendo la compra. Por esto es muy importante realizar pequeñas siestas que mantengan la energía del cuerpo en un nivel óptimo y nos eviten estos ataques. Pero lo mismo sirve para los que no tienen esta enfermedad. Descansar bien hará que realicemos nuestras actividades diarias con más energía y concentración. Por esto, cuando tengas oportunidad duerme aunque sea 20 minutos.

problemas de insomnio

Un buen colchón para descansar mejor

Si sufrimos algún trastorno del sueño, la asistencia al especialista es lo mejor para que nos dé alguna solución a nuestro malestar pero también ayudará tener un colchón de calidad como los que oferta Pikolin en cualquiera de sus gamas y sobre todo acostarnos con la mente en blanco sin ninguna preocupación que nos llene la cabeza, si es que es posible en estos tiempos en los que el estrés está a la orden del día.

Para más información y asesoramiento especializado puedes acudir a http://www.asenarco.es/quienes-somos/

Valora este artículo: