¿Qué tipo de colchón se adapta mejor a tus necesidades?

Un colchón se tiene que adaptar a las necesidades de la persona que duerme sobre él. Y para asegurarte de que lo hará puedes hacer dos cosas: probarlo a conciencia siguiendo los consejos que ya te dimos en este post, y preguntar al especialista en descanso que te atienda acerca de las diferencias entre colchones. Hay varios tipos de colchones en el mercado, con diferentes tecnologías de descanso y materiales que se pueden adaptar, o no, lo que realmente necesitas. Se puede dormir solo o acompañado, se pueden tener algunos dolores concretos o te puedes mover mucho durante la noche. Por motivos como estos existen muchos tipos de colchones para elegir.

Cuando buscas un colchón para renovar el que tienes actualmente, lo más probable es que hayas encontrado abundante información sobre la diferencia entre un colchón de muelles y uno viscoelástico. Siendo técnicos, se debería de hablar de diferencias. Ya te adelantamos que la elección de una de estas tecnologías depende exclusivamente de ti, de tus necesidades concretas y de las sensaciones que un colchón en cuestión despierta en tu cuerpo cuando los pruebas.

Los colchones de muelles, que como ya sabes han evolucionado mucho con respecto a los originales, ofrecen soportes zonificados para cada persona y un alto grado de ventilación, perfecto para personas muy calurosas durante la noche. Su grado de confort es -por lo general- altísimo, ya que incluso en algunas de sus capas se pueden encontrar el material viscoelástico del que hablaremos a continuación. Los colchones de muelles se adaptan al cuerpo respondiendo al calor corporal, de manera que crean un perfil exacto de cada persona, ofreciendo por lo tanto un soporte perfecto para la columna.

Por su parte, los populares colchones viscoelásticos están englobados dentro lo que se denominan colchones de espuma, dentro de los cuales hay varias tecnologías para elegir. El ‘visco’ es un material termosensible: si está frío ofrece una superficie firme, y si está calienta aumenta el grado de adaptabilidad. A pesar de su fama, es importante saber que el visco se suele utilizar en combinación con otros materiales. Por ejemplo, su presencia en colchones de muelles hace que aumente la buena acogida de estos últimos.

Además del material del colchón y los diferentes beneficios que cada uno de ellos aportan al descanso, también es muy importante tener en cuenta el tiempo de entrega del colchón ya que en muchos casos puede ser un factor decisivo.  Sin renunciar a la calidad, en Pikolin contamos con colchones con envío express que puedes tener en tu casa en menos de 72 horas. Estos colchones se entregan enrollados dentro de una caja, al ser fabricantes tenemos la capacidad de enrollarlos justo antes de enviarlos para que no pierdan ninguna de sus características.

Diferencias fundamentales

A pesar de que cada tipo de colchón ofrece unas características diferentes, el avance de las tecnologías del descanso ha hecho que sea posible disfrutar del confort de las espumaciones, pero sin renunciar a la durabilidad y ventilación de los colchones de muelles y muelles ensacados. Son los colchones Bultex los que lo han hecho posible: es la espumación más desarrollada, al menos hasta el momento, gracias a su estructura alveolar, que ofrece prestaciones completamente diferentes.

  • Un óptimo grado de firmeza para garantizar una postura perfecta de la espalda.
  • Una acogida que garantiza una buena sensación de confort.
  • Condiciones óptimas de higiene y temperatura.

Se podrían hablar muchas horas sobre las características de cada tipología de colchón y sus diferencias fundamentales, pero -realmente- los tres factores fundamentales a tener en cuenta, y que realmente determinarán la elección de un tipo u otro son:

  1. Firmeza: suave, media o firme; puedes «hundirte» cuando te acuestas o sentir que duermen sobre lo que cualquiera entendería por un colchón duro.
  2. Acogida: un colchón tiene que ser adaptable, y esta característica la aportan los materiales de confort, las capas superiores del colchón, que hacen que sea más o menos mullido.
  3. Higiene: desde el mismo día que estrenas un colchón, sobre él se depositan ácaros, bacterias y gérmenes. Son una fuente inagotable, por ejemplo, de alergias. Ante esta situación, Pikolin dispone de colchones higiénicos a través del desarrollo de espumaciones técnicas, que se encuentran en acolchados y laterales para hacer de barrera protectora.

En Pikolin pensamos que tenemos un modelo de colchón que seguro se ajusta a tus necesidades personales. El equipo de descanso es algo que se debe seleccionar con tranquilidad, analizando las características de cada uno y probando hasta estar seguro de que es el correcto. Confía siempre en el asesoramiento de los profesionales del descanso.

Valora este artículo: