bebe durmiendo

Una rutina a la hora de dormir ayuda en la conducta de los niños

La falta de una rutina a la hora de ir a dormir afecta a la conducta de los niños según se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Universidad College de Londres. «Si cambia constantemente las horas de sueños o se va a la cama a diferentes horas, lo más probable es echar a perder su reloj biológico», señala Yvonne Kelly, directora del equipo de trabajo. El estudio se ha publicado en la página web de la revista Journal of Epidemiology & Comunity Health.

bebe durmiendo

Establecer una hora para acostar a los niños

La investigación se basó en los datos recogidos tras entrevistar a los profesores de niños sobre la conducta de los mismos, comprobando que los que no tenían unos hábitos de sueño tendían a comportarse peor en el colegio.

El equipo dirigido por Kelly estudió los datos recogidos de 11.178 niños británicos nacidos entre 2000 y 2002. Además se entrevistó a los padres de los pequeños sobre sus hábitos de sueño así como sobre su comportamiento en casa. Tras la reunión con los progenitores, los científicos dejaron fuera de la muestra a los menores con trastorno de déficit de atención o un trastorno del espectro autista.

Los resultados del estudio han sido muy reveladores. Se ha comprobado que casi el 20% de los niños de tres años, un 9% de los de 5 años y un 8% de los de 7 años no se acostaba nunca o casi nunca a la misma hora. Esto se traducía en unas peores puntuaciones de conducta que el resto de sus compañeros, apreciándose que la falta de sueño afectaba a su felicidad y a su comportamiento con las personas que los rodeaban.

Los investigadores capitaneados por Kelly explicaron las ventajas para los niños de llevar una rutina en relación a los hábitos de sueño. “Cuando los niños pasaron de tener un horario no habitual a una hora regular para acostarse en la siguiente encuesta, sus puntuaciones de comportamiento habían mejorado», explicaron. Para la directora del estudio, estos resultados son “alentadores” ya que “muestra que los padres pueden hacer cambios para afectar el comportamiento de su hijo”. Kelly recomienda que los padres eviten que sus pequeños vean la televisión y les anima a incluir un cuento en la rutina de sueño.

Desde Pikolin consideramos fundamental que los más pequeños de la casa disfruten de un descanso reparador para disfrutar del día con toda la vitalidad. Para ello ofrecemos nuestra amplia gama de colchones y almohadas diseñados especialmente para niños.

 

Valora este artículo: