Dormir bien previene enfermedades cardiovasculares

Vida saludable y descanso reducen el riesgo cardiovascular

La relación entre el descanso y la buena salud cardiovascular es cada vez más evidente tras los resultados de un estudio publicado en European Journal of Preventive Cardiology. Dormir al menos 7 horas diarias junto con unos hábitos de vida saludable, en los que se incluye la actividad física diaria, la dieta equilibrada, beber con moderación y no fumar, de padecer enfermedades relacionadas con el corazón y un 83% el riesgo de muerte por dolencias cardiovasculares.

Un mal sueño influye en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

Lo curioso de este estudio es el incremento de los porcentajes cuando los sujetos dormían como mínimo siete horas al día. «Un sueño reparador ayuda a disminuir la presión arterial, mejora la función endotelial y, en definitiva, es un factor más a tener en cuenta para la prevención de las enfermedades cardiovasculares», explica el Dr. Enrique Galve, presidente de la sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología.

Por eso, los especialistas recomiendan tener un descanso entre siete y nueve horas, así como unos hábitos saludables. Por el contrario, dormir menos puede generar una mayor incidencia en problemas nutricionales como la obesidad y el sobrepeso, el colesterol, los triglicéridos y la hipertensión.

Este descanso debe realizarse correctamente, ya que no solo se refiere a la cantidad de horas de sueño, sino también con la calidad del mismo. De esto dependen la función endotelial, es decir, la capacidad vasodilatadora de arterias y venas. Si esta función es deficiente hay más posibilidades de desarrollar problemas cardiovasculares. “ […] Los periodos de sueño no reparador pueden tener graves consecuencias para nuestra salud, entre ellas, el desarrollo de la enfermedad cardiovascular», apunta el doctor.

pikolin dormir y corazon

Duerme mejor

La Fundación Española del Corazón (FEC) ofrece unas recomendaciones para dormir mejor:

  • Evitar estimulantes por la tarde (cafeína o chocolate)
  • Una alimentación ligera antes de dormir
  • Ejercicio físico evitando las últimas horas del día
  • Evitar consumir alcohol cuando se acerque la hora de dormir
  • Horarios constantes

Descansar después de comer durante 20 o 30 minutos ayuda también a recuperar fuerzas, relajar el cuerpo y bajar la tensión arterial. Echar la siesta mejora la digestión y la salud de nuestro corazón.

Desde Pikolin con este blog buscamos difundir información relevante para la salud de las personas, proponiendo los buenos hábitos para disfrutar de una salud integral. Por ello, y al hilo de esta reciente publicación de la Fundación Española del Corazón, queremos insistir en la importancia clave que tiene el conseguir un sueño de calidad y cantidad, reparador y que además, reducirá el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en el futuro.

Pikolin ponemos todo nuestro empeño en la búsqueda e investigación de la última tecnología para aplicarlo a nuestros colchones y conseguir el mejor descanso para las personas, mejorando su salud.

Valora este artículo: