Tips para una cama perfecta

Cómo tener tu cama siempre perfecta

Una cama cuidada ayuda a un buen descanso

La cama es para muchos un santuario de paz, el oasis del descanso en una vida sumida en el estrés, los niños y las prisas. Llegar a la cama por la noche es una gran recompensa tras una larga jornada de trabajo. El mejor momento del día.

Sin embargo, ¿cómo está tu cama? ¿Se parece a la de las revistas? ¿Está hecha como la de un hotel de cinco estrellas? ¿Invita a lanzarte sobre ella? Quizás no, porque las prisas nos lo han impedido y simplemente hemos lanzado el nórdico para dejarla tapada. Pero cuidado, no solo hacer bien la cama es cuestión de decoración, puede ser también de salud.

¿Cómo tener la cama perfecta?

Para tener una cama bonita y saludable, tenemos que prestar especial atención principalmente a dos cosas: al colchón y al ambiente de la habitación. Si los mantenemos limpios y frescos, mejoraremos el aspecto de la cama pero, sobre todo, la calidad de nuestro descanso.

saber cómo Cuidar el colchón es importante

Cuando queremos limpiar nuestra cama, es frecuente que se nos olvide prestar atención al colchón, pese a que es, quizás, el elemento que más impacto tiene sobre nuestro descanso. Por eso, te pedimos que le des el lugar que se merece y sigas estos consejos:

  • La vida útil de tu colchón es de, aproximadamente 10 años, así que no lo utilices mucho más allá, pues habrá perdido sus propiedades y tu descanso se verá afectado.
  • Da la vuelta a tu colchón cada 3 meses para que no adquiera la forma de tu cuerpo, evitando deformaciones.
  • Protege siempre tu colchón con un protector transpirable (si lo deseas o si tienes niños, mejor que también sea impermeable). Las fundas de colchón son la mejor opción si la base de tu cama es un somier de láminas, ya que impiden que el polvo llegue a la parte inferior del colchón.
  • Aspira anualmente tu colchón para eliminar la suciedad que se haya podido acumular.

ventilar adecuadamente es clave

Renovar el aire de tu dormitorio es clave para un descanso de calidad, ya que evitará una concentración excesiva de CO2 y contribuirá a mantener a los microorganismos nocivos alejados de tu cama. Mantén abiertas las ventanas de tu cuarto durante, al menos, 10 minutos al día para una correcta ventilación.

¿Cómo mantener tu cama limpia?

En primer lugar es muy importante no hacer la cama nada más despertarnos. Al tapar las sábanas, conviertes tu cama en el hogar perfecto para los ácaros. ¿Eres de esos? Pues bien, según un estudio publicado el pasado mes de septiembre por la Universidad de Kingston, tu cama puede albergar hasta un millón y medio de estos pequeños arácnidos. La solución es sencilla, abre la ventana, deja que entre el sol y ventila tu dormitorio.

Además, tendrás que ser cuidadoso en el mantenimiento de tu colchón. No olvides aspirarlo al menos una vez al año, con un aspirador con filtro HEPA. Es recomendable emplear una funda protectora para conservarlo de forma higiénica. Y recuerda voltear o girar tu colchón cada tres meses.

Cama limpia y ordenada

Cama limpia y ordenada

Trucos para mantener tu cama como la de un hotel

Nuestra cama ya está en las condiciones higiénicas óptimas y ahora llega el momento de darle el protagonismo que se merece. El aspecto de nuestra cama también es clave para el descanso. Convierte tu cama en un símbolo de placer y bienestar dándole una imagen de comodidad, pulcritud y suavidad. ¿Cómo? Anota estos 5 trucos.

El color blanco

Elige tus sábanas blancas, como las de un hotel. ¿Por qué? Porque transmiten limpieza y frescura. A muchos este color les parecerá poco animado, así que no te cortes y juega con un contraste entre brillos y mates o con los estampados: de flores, dibujos o a rallas. El toque de color lo podrás añadir con unos cojines decorativos, que además harán tu cama más apetecible.

Algodón o lino

Cuida el material de tus sábanas, afectará a la temperatura en tu cama. Además es fundamental para darle ese aspecto mullido. El lino es un material muy suave y que transpira muy bien, sin embargo, hay que reconocer que el algodón es el tejido estrella en la fabricación de sábanas y fundas nórdicas, ya que es confortable y duradero.

Si buscas algo de extrema calidad, que no te engañen con el número de hilos por pulgada, tendrás que valorar antes la fibra. En este caso el algodón egipcio es el estándar de excelencia, pero también hay otras opciones muy buenas como el algodón pima y supima, el orgánico, el algodón poliéster incluso el bambú. Además deberás estar atento a otros factores como el lugar de fabricación y el acabado.

Las capas

Visualiza tu cama como una rica tarta, hecha capa a capa y dándole a cada una la importancia que merece. Comienza por la sábana bajera, cubierta por la encimera que abraza el nórdico y, después si deseas culmina con una colcha y almohadas.

La técnica

¿Quieres saber por qué son tan perfectas las camas de los hoteles? Por supuesto tienen una técnica, que incluso se convierte en una clase obligatoria para los estudiantes de Turismo.

Comienza por un lateral de la cama. Envuelve bien tu colchón con la sábana bajera, después coloca la encimera de tal forma que caigan unos 50 cm a ambos lados. Coloca primero las esquinas inferiores y deja colgar el resto para después recoger todo los laterales bajo el colchón. A continuación coloca el nórdico, la colcha y envuelve con la sabana que habíamos reservado en la parte superior. Finalmente coloca y tensa todos los extremos ajustándolo a la cama y listo. ¡Una cama perfecta!

Todo bien estirado

Asegúrate de que todo está estirado y lucha contra las arrugas. Para ello, te dejamos un pequeño truco: pulveriza un poco de agua o fragancia sobre las pequeñas arrugas, estira bien y desaparecerán. También te resultará más fácil combatirlas si las planchas cuando todavía están un poco húmedas.

En Pikolin velamos por la salud de tu descanso y ofrecemos una amplia gama de colchones y almohadas de alta calidad, que serán la pieza principal de tu dormitorio.

Cama con ropa de cama limpia

Cama con ropa de cama limpia

¿Cómo se debe vestir una cama?

De lo primero que te tienes que asegurar antes de elegir ropa de cama es que de sea totalmente transpirable, y es que es superimportante que tu piel pueda respirar naturalmente mientras estás dormido. Además, una correcta transpiración previene el exceso de sudoración responsable de muchos despertares nocturnos no deseados.

¡Busca solo sábanas y fundas nórdicas de la mejor calidad, suaves y transpirables!

¿Cómo debe ser la cama?

Elige un tamaño de cama adecuado para las dimensiones de tu cuerpo y de tu cuarto. Si tu habitación lo permite, para elegir el ancho lo ideal sería que puedas tener libertad de movimientos mientras duermes, pudiéndote dar cómodamente la vuelta sin riesgo de caída. De largo, lo recomendable es que, al estar tumbado, sobren al menos 15 cm de colchón más allá de tus pies.

¿Cómo hacer una cama rápidamente?

Abre la ventana de tu habitación nada más levantarte y deja que se ventile mientras desayunas o te preparas para el día. Cuando hayan pasado mínimo 10 minutos, puedes volver y hacerla. Recuerda que el tamaño adecuado de ropa de cama será clave también a la hora de ahorrar tiempo… ¡unas sábanas demasiado grandes o, aún peor, demasiado pequeñas, te harán perder minutos!

Y, recuerda que usar rellenos nórdicos también te puede ahorrar pasos (como la colocación de varias capas de sábanas y mantas). ¡Son ideales para ahorrar tiempo y esfuerzo!