Dormitorios Feng Shui

Tu dormitorio según el Feng Shui (Parte I)

Técnicas milenarias para mejorar tu descanso

De origen taoísta, la práctica milenaria del Feng Shui se basa en la ordenación armónica del espacio con el fin de transmitir una influencia positiva a aquellas personas que la ocupan. De este modo, aplicar estas técnicas nos ayuda a equilibrar nuestros hogares habitación por habitación. Para el Feng Shui una casa tiene cuatro puntos clave y uno de ellos es el dormitorio. Una habitación con buen Feng Shui puede incluso compensar otros defectos de la casa, porque…
¡No hay mejor cura que un buen descanso!

feng shui dormitorio

La cama el centro de tu dormitorio

Es importante prestar especial atención a nuestro dormitorio ya que debe ser un lugar sagrado donde descansar y recuperar nuestra energía. Utilizar las normas del Feng Shui en esta estancia puede ayudarnos a mejorar nuestro descanso y nuestra vida en pareja.

Para desviar la energía negativa de nuestra habitación, prestaremos especial atención a la cama el elemento más importante de la estancia. Es posible que estés limitado por forma y tamaño, pero hay algunos pasos que puedes intentar aplicar.

Consigue un buen cabecero

Los mejores, desde el punto de vista del Feng Shui, son los construidos en madera o tapizados ya que se combina la firmeza, comodidad y apoyo. Cuando uno duerme el cuerpo ocupa mucha energía adicional para obtener un proceso de recuperación integral. A nivel subconsciente la cabeza necesita un buen respaldo. Del mismo modo, la espada necesita un buen apoyo que la proteja al estar sentados durante un periodo largo tiempo

Invierte en un buen colchón

Existe una gran variedad de colchones en el mercado. Elige con prudencia e invierte en el colchón más adecuado para ti y para tu descanso. La lógica es simple, cuanto mejor duermas por la noche, mejor será tu energía durante el día.

La altura de tu cama también es importante

Para dejar que la energía fluya equilibradamente debajo de tu cama necesitarás colocar tu cama a una altura razonable del suelo. De este modo permitimos que la energía pueda circular alrededor de nuestro cuerpo sin bloquearla.

La cama, lo más lejos posible de la puerta

Debemos colocar la cama en la zona más alejada, o en diagonal, con respecto a las puertas. Deberás poder ver la puerta mientras estás en la cama, pero nunca estando alineada a ella, ya sea la del dormitorio, balcón, baño o armario. Lo ideal sería que la cama esté colocada diagonalmente a la puerta en la esquina opuesta. De lo contrario fluirá demasiada energía Chi hacia la cama y te podría hacer muy susceptible a las sorpresas que pueden surgir.

La pared detrás de la cama deberá ser un buen soporte

Además de un buen cabecero, deberás tener una pared solida tras la cama. Se cree que cuando uno duerme detrás de una ventana, la energía personal tiende a debilitarse con el tiempo, ya que no tiene apoyo y protección adecuados.

Coloca la energía equilibrada a ambos lado de la cama

Pon dos mesas de noche a cada lado de la cama para crear un equilibrio mientras duermes. Lo ideal sería que también pongas la misma lámpara en ambas para que la habitación tenga luz tenue. Este equilibrio es importante para poder mantenerte centrado y preservar la igualdad en la relación en el caso de compartir dormitorio.

Además, lo ideal es que las mesas sean redondas y no cuadradas para cortar la energía Chi que podría ir en tu dirección como flechas.

Mantén la cama alejada de las distracciones

Lo más recomendable es sacar el escritorio y la televisión del dormitorio. Así tu habitación se convertirá en el lugar donde puedas descansar y relajarte de verdad. Sin embargo, todos tenemos un espacio limitado, así que si tienes televisor o escritorio, colócalo lo más alejado de la cama para que no interfiera con tu energía positiva.

Muy pocos dormitorios tienen una distribución perfecta según el Feng Shui, a menos que hayas tendido la suerte de poder diseñar tu casa según estos principios. Lo más probable es que tengas que enfrentarte a ciertos desafíos a la hora de organizar tu dormitorio, así que no te pierdas el próximo post donde hablaremos de otros trucos en la decoración y organización de tu espacio.

¡Aporta a tu dormitorio esa serenidad necesaria para recargar las pilas cada día! Para nosotros, mejorar la calidad de tu descanso es nuestra prioridad.

 

Valora este artículo: