Efectos negativos en la cara privación de sueño

Las consecuencias de la falta de sueño en la piel

La periodista Sarah Chalmers del diario británico Daily Mail, se ha sometido a una privación de sueño controlada durante cinco días para comprobar los efectos negativos de la falta de descanso en el rostro.

Las consecuencias del experimento, que formaba parte de una investigación realizada por el Centro del sueño de Londres, ha quedado reflejada en varias fotografías de la cara de la periodista, difundidas a través de Facebook, donde se ve reflejado el deterioro sufrido durante los días en los que el descanso fue menor.

La investigación se dividía en dos fases. Durante la primera los sujetos debían dormir la cantidad de cuatro horas en un día y observar los efectos que sufría el organismo. En la segunda fase a la que se sometían tras tres jornadas de descanso, consistía en reducir en un 25% el tiempo que los expertos recomiendan dormir al día durante 5 jornadas.

Efectos negativos en la cara privación de sueño

Diferencias entre el antes y el después

Sarah Chalmers de 46 años, durmió un total de seis horas durante cinco días utilizando el horario utilizado por muchos de los trabajadores ingleses, de once de la noche a cinco de la mañana. Tras esta privación de sueño, la imagen que se tomó demostraba que la piel se había vuelto más rojiza, había perdido brillo y los poros de la cara estaban más abiertos.

Además de las consecuencias visibles, la periodista también noto otros efectos fisiológicos como el aumento considerable de apetito, el deseo de comer alimentos dulces y experimentó una mayor tristeza, irritación e ira. “Desde hace días, estoy como olvidadiza, torpe y alterada… Y todo porque me he pasado la semana durmiendo seis horas, al igual que muchas mujeres” afirmó Chalmers en su diario.

Según el Dr. Irshaad Ebrahim del Centro del sueño de Londres, las consecuencias negativas de la falta de descanso se podrían representar de forma metafórica mediante el siguiente ejemplo, “Es como si estuvieras conduciendo tu coche por un bache día tras día; este se va dañando más y más, y al igual que sucede con el coche, también el daño en su cuerpo aumenta cuanto más tiempo se priva uno de sueño”.

En Pikolin somos conscientes que el descanso y la salud están totalmente relacionados, tal y como constatan numerosos estudios médicos y científicos. Durante la noche no solo dormimos y descansamos, nuestro cuerpo aprovecha para poner en marcha una serie de procesos que sirven para, de manera didáctica, hacer las tareas de mantenimiento.

 

Valora este artículo: