¿Qué comprar: base, canapé o somier?

Cuando pensamos en cambiar nuestra cama, centramos casi todos los esfuerzos en pensar qué colchón se adecúa más a nuestras necesidades, tanto en lo presupuestario, como en las características propias del colchón. Y está bien hecho, pero no podemos caer en el error de no prestar la suficiente atención a la base en la que va a estar el colchón.

Elegir una buena base va a trabajar en favor del descanso de nuestro cuerpo, y además va a favorecer la firmeza y la transpiración del colchón.
Es importante también saber que según qué base compremos, puede generar ruidos molestos que interrumpen el sueño. Por todo esto, tenemos que conocer los tipos de bases que hay en el mercado, analizar las ventajas de cada una de ellas, y elegir la que mejor se adapte a lo que buscamos.

Bases tapizadas
Es un soporte rígido para tu colchón que ofrece dos puntos clave: firmeza y estabilidad. Una base evita problemas como el hundimiento, los ruidos o las deformaciones.
Esto, sumado al gran aporte estético que le da a tu habitación, pudiendo elegir el número de patas o el color, ha hecho que las bases tapizadas se hayan puesto de moda.
Las bases tapizadas de Pikolin, son el complemento perfecto para un descanso personalizado con cualquier tipo de colchón. Puedes incorporales 4 o 6 patas y elegir la tonalidad y el color que mejor se coordinan con la decoración de tu habitación.

Canapés
El canapé abatible ofrece un descanso reparador gracias a su rigidez y a su flexibilidad, y ayuda a optimizar el grado de firmeza del colchón.
Otra de las características más valoradas de los canapés es su capacidad de almacenamiento, aprovechando al máximo el espacio para guardar todas esas cosas que nunca sabemos dónde poner. Además, ofrecen una estética cuidada que va a sumar notablemente a la decoración del espacio.
Los canapés abatibles de Pikolin tienen un diseño único y una gran capacidad interior para almacenaje. Por así decirlo, son un armario horizontal perfecto para guardar tus cosas. Además, te ofrecen un descanso completo con cualquier colchón Pikolin.

Somieres fijos y articulados
Ya sean fijos o articulados, los somieres aportan comodidad y adaptabilidad a cualquier equipo de descanso. La principal ventaja es que aíslan al colchón del frío y la humedad del suelo, y potencian la transpirabilidad de nuestro colchón. Existen dos grandes familias de somieres:

Fijos: aportan gran elasticidad y adaptabilidad. Son compatibles con la mayoría de colchones, y los mantienen aireados y aislados de la humedad.
Los somieres fijos de Pikolin dan un toque extra de firmeza, adaptabilidad y comodidad a tu colchón, te ofrecen un descanso totalmente personalizado, y elevan las prestaciones de tu colchón.

Articulados: además de las ventajas que ofrece un somier fijo, aportan una serie de posiciones muy cómodas y útiles para ver la tele, leer, o descansar. Es hora de desterrar el mito que dice que este tipo de somieres son solo para hospitales.
Los somieres articulados eléctricos de Pikolin ofrecen hasta 5 posiciones diferentes para dormir profundamente. También te permiten disfrutar de los beneficios de poder escoger la postura que realmente quieres cada noche.

En Pikolin sabemos de la importancia de elegir la mejor base para tu colchón. Además de todo lo que te hemos contado, en cualquiera de nuestras tiendas encontrarás el asesoramiento que necesitas para descubrir muchos más secretos y poder instalar en tu casa la combinación de colchón + base, canapé o somier, que mejor se ajusta a ti.